La ocasión hace al ladrón…

Entró al baño y, en un descuido, le sustrajeron 740 mil pesos de su vehículo en Rivadavia

Sucedió en el interior del barrio Aramburu. Un camionero sufrió el robo de ese dinero en los minutos que entró a su casa y salió.
martes, 19 de enero de 2021 · 22:00

Fue cuestión de minutos, lo que le tomó entrar al baño de su casa y salir. Pero también hubo una cuota de descuido. Porque en los momentos en que dejó su vehículo estacionado a metros de la puerta de su domicilio en Rivadavia, alguien abrió una de las puertas y le robó la jugosa suma de 740 mil pesos en efectivo, además de 1 millón y medio de pesos en cheques.

El que sufrió el robo fue el transportista Pablo Ríos, pero el que perdió el dinero fue un comisionista que vende harina al interior del país. Es que la plata sustraída pertenecía a esa otra persona, radicada en Buenos Aires, y el camionero la tenía en su poder porque iba a hacer el favor de llevársela esta semana en un viaje.

Ríos contó que nunca suele manejar grandes sumas de dinero, pero en esta ocasión quiso darle una mano a ese comisionista amigo y acercarle la plata producto del pago de sus clientes. Fue así que guardó los billetes en un sobre junto a documentación y esos cheques por un valor de 1 millón y medio de pesos.

El lunes a la mañana, puso ese sobre en el asiento trasero de su Renault Kangoo estacionada a metros de su casa en la calle Posta de Yatasto, en el interior del barrio Aramburu. Es que planeaba salir al centro con su señora. Antes de partir se puso a mirar el motor de uno de sus camiones, como para hacer tiempo. Cuando se hizo la hora, alrededor de las 7.30, entró a la casa para ir al baño y buscar a su mujer. En esos instantes no se dio cuenta de activar el cierre de las puertas del utilitario, de modo que el vehículo quedó virtualmente abierto.

Fueron contados minutos lo que se demoró. Luego regresó, subió a la Kangoo junto a su mujer y tomó dirección al centro de capitalino. En medio del trayecto se le dio por tomar el sobre. Ahí le quiso dar un ataque al corazón. Vio que el sobre con el dinero ya no estaba.

Volvió rápidamente a su casa con la esperanza que el sobre estuviese allí o lo hubiese dejado en otro lado. Buscó y buscó, pero al final confirmó que se lo habían robado. Un oportunista o descuidista que vio el sobre dentro de la Kangoo y que notó que el vehículo estaba sin llave, aprovechó para sustraerle el envoltorio con los 740 mil pesos y los cheques por 1 millón y medio de pesos. La denuncia fue radicada en la Seccional 27ma, que investiga el hecho como hurto.

Comentarios

Otras Noticias