Se quiso colar en un boliche

Paso a paso: ¿Cómo fue la caída que dejó grave a un pibe sanjuanino?

En la madrugada del domingo Lucas De la Torre (19) quería ingresar por los techos de una papelera a un conocido boliche. Una avivada que terminó en desgracia y terminó cayéndose de una pared de 10 metros. Cuando lo encontraron estaba desangrándose solo hacía más de 5 horas.  
lunes, 06 de mayo de 2019 · 23:31

El pasado domingo siendo las 2:30 de la madrugada Lucas De La Torre (19) quería ingresar a un conocido boliche ubicado a metros del polirubro Basualdo. Antes había intentado pagar su entrada e ingresar de manera correcta. Pero en la puerta no lo dejaron entrar. Un amigo del joven afirmó a la policía que “él tenía problemas con los de la puerta por eso no lo iban a dejar entrar”. Ante esta negativa, decidió treparse del portón del estacionamiento y caminar hasta una papelera que se encuentra en el mismo predio. Allí trepo a unos pallet y logró escalar un techo de 10 metros de alto aproximadamente. Una vez que logró la parte más difícil, intentó atravesar el techo para llegar al boliche pero en el camino perdió el equilibrio y terminó protagonizando una caída impresionante de 10 metros de alto. Nadie escuchó el golpe y es por eso que estuvo más de 5 horas desangrándose en el suelo hasta que lo encontró un guardia de seguridad el domingo a las 9 de la mañana. Este dio aviso a la policía y a los servicios médicos que trasladaron al joven hasta el Rawson.

 En estos momentos el joven está en terapia intensiva y deberá ser operado por heridas en la cabeza y la columna vertebral. En dialogó con fuentes policiales de la Comisaría 3ra se estableció que “no hay delito, nadie lo empujo pero de todas maneras nosotros hemos iniciado actuaciones por que el joven estaba en propiedad privada de manera indebida cuando todo esto paso”.  La causa la lleva el 1er Juzgado Correccional y hasta el momento desde la empresa involucrada se mantiene un hermetismo intacto; porque el  pasado domingo quedó vulnerada la seguridad del lugar con un guardia nocturno que estaba a cargo y no vio nada.

El guardia que lo encuentra es quien venía a hacer el relevo y es gracias a él que pudieron dar aviso a los médicos y a la policía. Sino el resultado lamentablemente habría sido otro. Ya que la violencia del golpe hizo que el joven quedara tendido en el piso, sin poder moverse. Recién 6 horas y medias después  fue llevado al Hospital Rawson, donde permanece internado grave aunque estable en Terapia Intensiva. Según los primeros datos, será operado por las heridas sufridas en la columna vertebral y el cráneo. 

Comentarios