crimen en pocito

El dolor de una familia que pide justicia: a 8 meses del femicidio de Miryam Morales

Tras el procesamiento del autor del sangriento asesinato, los familiares de la víctima piden que la causa se eleve a juicio y que la condena sea de reclusión perpetua.
miércoles, 2 de octubre de 2019 · 13:09

Hace casi ocho meses que Miryam Morales fue brutalmente asesinada en manos de su ex pareja Mariano Valdéz, quien permanece detenido en el Penal de Chimbas tras haber sido procesado por el juez que intervino en el caso, Martín Heredia Zaldo, y su familia pide que la causa sea elevada a juicio y que el autor del femicidio sea condenado a reclusión perpetua

Con el dolor de la pérdida de su ser querido, la cuñada de la víctima Yanina Balmaceda le aseguró a Tiempo de San Juan que quieren que el peso de la ley caiga sobre el femicida, aunque admitió que a la mujer de 43 años no la tendrán entre ellos nunca más. Conformados como parte querellante en la causa penal, los familiares aguardan por la elevación a juicio y que, al cabo del desarrollo del debate, el tribunal le imponga la máxima pena. 

"Queremos que el castigo sea un ejemplo para otros casos", sostuvo la familiar. 

Valdéz mató a Myriam el pasado 15 de febrero de siete puñaladas, por lo que murió desangrada ante la cantidad de heridas de profundidad que tenía en su cuerpo. Era su ex novio, con quien mantuvo una relación amorosa e incluso convivió durante dos meses con él, en una época en la que estuvo separada de su marido y padre de su hijo. Sin embargo, el noviazgo no prosperó y retomó el vínculo con su esposo. Entonces comenzó a hostigarla y perseguirla hasta matarla.

El asesino huyó de la escena en la moto de la víctima y permaneció prófugo durante doce días, lo detuvieron y fue enviado a la cárcel. Tres meses después, el magistrado titular del Cuarto Juzgado de Instrucción lo procesó por homicidio agravado por haber sido cometido por violencia de género y también por hurto simple. 

Para los familiares de la mujer que dejó a un hijo de 15 años, que se encontraba de vacaciones con su abuela cuando el aberrante crimen sucedió, el duelo no tiene fin y por eso confiesan que con el juicio se cerraría una etapa de sus vidas. 

"Es muy duro tener que vivir después de lo que pasó. Todos los días la recordamos porque sigue siendo vida. Una mujer llena de energía, de felicidad. Esta presente", agregó.

No sólo para la esposa de Daniel Morales, el hermano de Miryam, resulta difícil atravesar el duelo por la pérdida repentina sino por la forma violenta en que ocurrió. Es que Balmaceda fue testigo de la escena del crimen, vio todo revuelto y las manchas de sangre en el lugar que dieron cuenta de la lucha y la resistencia que presentó la víctima minutos antes de morir. 

"Es tremendo. Tuvo una muerte horrible. No se merecía semejante atrocidad", dijo. 

Es que la mujer oriunda del Médano fue sorprendida de un golpe en la cabeza y luego fue agredida con un cuchillo. Valdéz le propinó cuatro puñaladas en el abdomen y tres en el pecho. No conforme, el homicida la degolló, aunque para esas instancias, la víctima ya había fallecido. 

 

  

Comentarios