Emprendedores

Carmelo, las camisas top diseñadas y fabricadas en San Juan

Tania y Alejandro son los creadores y venden su producción a varias provincias. También confeccionan ropa exclusiva para mujeres. Son mayoristas pero tienen muchos clientes que se acercan a su atelier a comprar. Por Viviana Pastor.
lunes, 14 de diciembre de 2015 · 11:05
Por Viviana Pastor

Diseños únicos y modernos, telas elegidas y confecciones perfectas. Es la fórmula del éxito de   Carmelo Virginio, las únicas camisas de diseño realizadas íntegramente en San Juan. 

Detrás de este emprendimiento hay sólo dos personas, Tania Viglione y Alejandro Bettio, socios, directores y personal único. Ellos están en todo el proceso y trabajan a la par, diseñan, hacen los moldes, cortan las telas, realizan el transporte, la entrega y los cobros. "Lo único que no hacemos es coser, aunque sabemos hacerlo, entregamos esa tarea a talleres que siguen nuestras instrucciones”, dijo Alejandro.

Ella agregó que la marca generó una cadena de valor en la provincia ya que compran insumos,  accesorios, y dan trabajo a varias costureras, "no es nada fácil hacer camisas de este nivel de terminación, por eso controlamos todo el proceso”. 

Los socios son diseñadores de indumentaria, Tania estudió en Italia y Alejandro en Buenos Aires. "Somos los únicos que producimos moda de camisas para hombres en la provincia. Hay otros que hacen pero camisas de trabajo, de este tipo creo que somos los únicos. Los dos tenemos mucha base de diseño, sabemos de confección, nuestras telas son 100 % algodón y hacemos talles hasta triple XL, porque para muchos es un problema conseguir talles grandes de camisas modernas”, destacó Tania.

Ambos diseñadores son socios desde hace 6 años, cuando Tania regresó de Italia donde había estudiado diseño y trabajado en Rocco Barocco. Con Alejandro eran amigos y siempre hablaron de hacer algo juntos. Así que cuando Tania volvió a San Juan iniciaron la propia empresa confeccionando ropa para mujer con la marca ‘baivi’. 

Con las camisas  empezaron hace dos años, con la ayuda de un Capital Semilla. Fue un apoyo importante porque les permitió ampliar el rubro y empezar a confeccionar y vender al por mayor. Hoy se definen más como mayoristas y aspiran a crecer en esta línea. "Vendemos mucho en Mendoza, en Neuquén, San Luis, y algo en San Juan. También tenemos clientes particulares que nos conocen a través de Facebook y amigos que siempre nos compran”, señaló Alejandro.

La socia agregó: "mucha gente se sorprende de que estos productos los hagamos acá, no lo pueden creer, además los precios son muy accesibles para el tipo de ropa que es”. El precio de las camisas  es de $350.
Las camisas tienen una gran aceptación entre los sanjuaninos, tanto por los diseños como por el corte ajustado, hoy de moda. "Los varones se fijan más en esos detalles ahora. Buscan ropa entallada, se fijan en las formas, en el cuello que tiene que ser chico,  todo es entallado. Tenemos clientes de entre 20 a 50 años y muchos hombres de talles grandes que se ponen contentos de encontrar una camisa moderna que les quede bien”, destacó Alejandro.

La línea de mujer sigue firme, y en esta época está totalmente dedicada a la ropa de fiesta, ya que la demanda así lo exige para bailes de egresados y fiestas de fin de año.

"Las mujeres son más vuelteras para comprar, vienen con una amiga que les dé una opinión y se miden un montón de veces. Los hombres son más decididos, ven algo que les gusta, se prueban y listo”, contaron a dúo los socios. 

La meta es seguir trabajando como hasta ahora y crecer en la producción y venta mayorista. La idea es pedir una ampliación de la línea Capital Semilla, pero no saben qué pasará con ella el año que viene. 

"El tema nos tiene un poco asustados porque que se hable de abrir la importación para nosotros sería terrible. No podríamos competir con los precios chinos”, dijeron.

Galería de fotos

Comentarios