Cómo hacer la pedicura francesa en casa

Un diseño para las uñas de los pies que nunca pasa de moda es la pedicura francesa, ideal para darle a nuestros pies un aspecto atractivo, bien cuidado y delicado.
sábado, 21 de noviembre de 2015 · 11:38
  1. Es esencial que antes de hacerte la pedicura francesa, las uñas de tus pies estén completamente limpias, sino el resultado no será el esperado. Así que lo primero es retirar los restos del esmalte anterior, si las llevabas pintadas, con la ayuda de un disco de algodón humedecido con un poco de quitaesmalte.

  2. Aunque el siguiente paso es opcional, nosotras lo proponemos para dejar las uñas impecables y darte el gusto de disfrutar de una pedicura completa en casa. Prepara un baño de pies, llenando un recipiente amplio con agua tibia, agrega además un puñado de sal gruesa y unas gotas de un aceite esencial que te agrade. Sumerge los pies durante al menos 15 minutos y, cuando estén húmedos, aprovecha para aplicar sobre ellos una loción exfoliante para retirar las pieles muertas y dejarlos mucho más suaves. Y si tienen durezas, ahora es el momento perfecto para eliminarlas haciendo uso de la piedra pómez. Con todo ello, tus pies quedarán como nuevos y las uñas estarán un poco más blandas por lo que se podrá trabajar mejor.

  3. Una vez tu pies están impolutos y la piel ha quedado suave es importante que trates las cutículas de las uñas. Solo tendrás que empujarla hacia atrás con suavidad ayudándote de un palito de naranjo, presionarla ligeramente y, para acabar, aplicar un aceite o una loción hidratante específica para cutículas.

  4. Seguidamente, debes pasar a cortar las uñas y darles una forma bonita. Lo ideal es que utilices un cortauñas y el corte sea lo más recto posible, evitando que las esquinas queden demasiado cortas, así evitarás que crezcan clavándose en la piel. Luego, lima las uñas dándoles una forma cuadrada sin llegar a dejarlas muy cortas, ya que especialmente para la pedicura francesa es necesario que tengan un poco más de longitud.

  5. Para hacer la pedicura francesa de forma cómoda, primero coloca un separador de dedos en tus pies. Asegúrate también de que dispones de los materiales necesarios, estos son: endurecedor de uñas, esmalte base (rosa o melocotón claro), esmalte de color blanco, tiras para pedicura francesa, bastoncillo de algodón y quitaesmalte.

  6. ¡Manos a la obra! Aplica una capa de endurecedor de uñas para que no debiliten y, una vez seco, aplica la primera capa del esmalte base (rosa o melocotón claro). Debes dejar secar bien el esmalte durante unos minutos o utilizar una lámpara de secado de uñas para acelerar el proceso; y por último extender una segunda capa para que la pintura quede más resistente y brillante. Es importante que las capas de esmalte sean finas para una mejor adherencia a la uña.

  7. Cuando el esmalte base se haya secado del todo, debes pintar los bordes de las uñas de color blanco, que es el toque distintivo de la pedicura francesa. Si no tienes mucha experiencia, lo mejor es utilizar las tiras para pedicura francesa colocándolas un poco más atrás de la punta de la uña y procurando que quedan pegadas de forma completamente plana. Ahora, aplica el esmalte blanco en la punta de la uña de forma uniforme y siguiendo la línea de la tira en todo momento.

  8. ¡Listo! Ya tienes una hermosa pedicura francesa hecha pero para que el acabado sea aún más atractivo, cuando las uñas se sequen vuelve a aplicar una ligera capa de endurecedor o esmalte transparente, así tendrán un extra de brillo. Y si han quedado restos de esmalte en tus dedos, humedece un bastoncillo de algodón con quitaesmalte y límpialos con cuidado. (Fuente: http://belleza.uncomo.com/) 

Comentarios