Cómo vestirte si tienes las caderas anchas

La moda no solo está hecha para las tallas de las modelos, la más rellenitas también se pueden vestir con estilo. Te contamos cuáles son las prendas que más estilizan y hacen un cuerpo 10.
sábado, 10 de octubre de 2015 · 13:22

Kate Winslet
La actriz inglesa que saltó a la fama con "Titanic”, donde el joven Leonardo dibujaba sus curvas de ensueño antes de ahogarse. Desde esta escena antológica, Kate siempre se ha negado aadelgazar y defiende los derechos de las mujeres con curvas.

Beyonce
La estrella de r’n’b no es una adepta a los regímenes y está bien así. Lo suyo son las poses lascivas de diva y un cuerpo musculado de bailarina. Beyoncé lleva lo que quiere: pantalones pitillo, faldas cortas que moldean sus caderas o vestidos largos en lamé. Lejos de estar como una sílfide como Diana Ross, ella lo que tiene es, sobre todo, glamour.

 
 

Monica Bellucci
Desde que dejó su carrera de modelo para dedicarse al cine, la bellissima Monica ha dejado que su cuerpo hable. Ha dejado atrás las mandíbulas demasiado marcadas y las piernas demasiado delgadas. A partir de ahora la madre de Deva confía en sus formas naturales y dice alto y claro que ella usa una 40. ¿Su secreto? Las pastas que ella cocina divinamente bien. Y nosotras la preferimos así.

 
 

Los cortes adecuados 
Ni anchos ni muy ajustados. Olvídate de las tallas XXL y del estilo over-size que no hace más que aportar un efecto "saco de patatas”. Evita cargar la silueta con superposiciones o con demasiados colores. 

Los colores adecuados
Evidentemente, los tonos oscuros ya que estilizan la silueta. Tres universos de colores para tres estilos que lucirán tus curvas disimuladamente.

Neutro: gris y topo

Precioso: granate, esmeralda... 
Falsos negros: violeta profundo, azul marino, antracita...
¿Los estampados? No te olvides de ellos, pero mejor si evitas los colores chillones.


Disimular las caderas

 

  • Un abrigo recto
    Estructura la silueta. Mejor si es más bien largo. Se lleva sobre prendas de color para conseguir un efecto muy gráfico. Olvídate de los abrigos efecto saco anchos y ajustados a la altura de la rodilla, que engordan. Para darle un toque diferente, ¿por qué no lo llevas con katiuskas o con zapatos de charol?
  • Un vestido baby-doll 
    Retro, su corte corto y ancho por abajo disimula la tripa y las cartucheras. Si no te sientes muy cómoda con tus piernas, puedes transformarlo en túnica siempre y cuando lleves un abrigo largo para no anular la silueta.
  • Un cardigan largo
    Tiene que cubrir obligatoriamente las nalgas o parte de ellas. El escote en V alarga el busto. Para no caer en un estilo "chaqueta de punto de abuela” elígelo en tonos grises y negros pero, sobre todo, nunca en tonos pastel. Puedes llevarlo con vaqueros y tacones para conseguir unas piernas esbeltas.

 

Asumir las caderas

 

  • Un vestido cruzado 
    Que se ata en la cintura. Estilo "business woman” o vestido de cocktail, según la ocasión. Destaca la parte alta del cuerpo y ofrece movimiento y flexibilidad a las piernas. Si es de manga corta, tápate con un cárdigan de lana. Cuando estés sentada, vigila con no entreabrir demasiado el vestido.
  • Un vaquero 
    Perfila las nalgas. A pesar de la primera impresión, es el mejor aliado de nuestras formas. Urbano, chic o casual, tú decides con qué estilo te quedas. De talle alto, realza las curvas femeninas tan importantes en los años 60. Se moldea la cintura y se destaca el pecho. Los vaqueros de talle bajo también favorecen a las que tengan el trasero ancho y respingón.
  • Un trench 
    Para llevarlo como un vestido. Lo ideal sería que sólo se vieran las medias negras o de colores opacas, como si no llevaras otras cosas, para conseguir un efecto máximo. Si tienes la cintura fina, ciñe la cintura y decántate por el color beige clásico. Si tienes el vientre relleno, elígelo en tonos negros. Debajo, lleva un vestido camisa o un mini vestido con escarpines.

 

Atreverse con las caderas

 

  • Una falda corta
    Tampoco demasiado corta, pero por encima de la rodilla. El objetivo es atraer la mirada a las piernas y también a las caderas. Evita los modelos escotados para no lucir demasiado. También puedes llevar un vestido corto ceñido en la cintura. En verano, llévala sin medias y, en invierno, con unas opacas y botas.
  • Tubo
    Sólo para grandes ocasiones. Este modelo se ciñe al cuerpo en su totalidad. Si tienes algo de tripa es mejor que elijas otro modelo. Para rematar la elegancia general, llévalo con tacones y una pashmina sobre los hombros.

 

Los accesorios adecuados

 

  • Un cinturón
    Nos olvidamos definitivamente del cinturón que cae en el talle. Se puede llevar de dos maneras diferentes para conseguir dos efectos distintos. Debajo del pecho:. En este caso el cinturón tiene que ser algo ancho y de charol, por ejemplo. Ideal para destacar el pecho y crear un efecto acampanado para las caderas muy anchas. En la cintura: Puedes elegir un cinturón más estrecho y con estampado. No lo lleves demasiado ceñido: feminiza si no tienes un talle demasiado fino.
  • Escarpines
    Simplemente indispensables. Alargan la silueta y estilizan la pierna. Además, caminar con tacones muscula la pierna y hace unas pantorrillas arrebatadoras. Para alternar, prueba las botas bajas o los zapatos con cuña.
  • Un bolso pequeño
    No tienes necesidad de sobrecargarte con un bolso XXL. Minimiza el tamaño de tus accesorios y lleva tan solo lo esencial para no arrasar con el conjunto. Elige un bolso pequeño o incluso un bolso de mano de color.
Fuente: Enfemenino.com

Comentarios