Falleció el publicista que acompañó a la presidencia a Néstor Kirchner

Fernando Braga Menéndez falleció en Buenos Aires, a los 80 años.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 21:11

Fernando Braga Menéndez, el histórico publicista que supo trabajar para el kirchnerismo e incluso supo ser conocido como “el publicista de Néstor Kirchner”, murió este jueves a los 80 años. “Hoy a las 13:50 mi papá, Fernando, Fernan, Fernanduchi, Papito se fue volando por la ventana”, anunció su hija Florencia a través de su cuenta de Facebook.

En el momento de la llegada de Kirchner a la presidencia, allá por 2003, Braga Menéndez fue el creativo detrás de su campaña electoral. En aquella ocasión, en segunda vuelta estuvo a punto de medirse en el ballotage con Carlos Menem, pero este finalmente decidió no presentarse, y así el ex gobernador de Santa Cruz se transformó en el Jefe de Estado argentino..

“Usted no lo conoce demasiado porque es nuevo”, expresaba un recordado spot sobre Nestor Kirchner. Braga Menéndez estuvo al frente de aquel trabajo junto a Enrique Albistur. Dejó un nombre ligado a la publicidad. En la década del 80, fundó una de las agencias más relevantes junto al publicista Jorge Schussheim, emprendimiento a través del cual logró acceder a clientes de renombre para los que realizó importantes trabajos.

Según especialistas en el campo de la publicidad, el proyecto de ambos supo ganar un lugar en la historia de la publicidad argentina. Schussheim murió en 2020.

Ayer, en horas de la tarde, su hija Florencia había emitido un comunicado a través de su cuenta Facebook, por medio del cual pedía por la salud de su padre.

“Los que crean en Dios, por favor pidan por el alma de mi papá, para que no sufra y no tenga miedo, mándenle amor a su corazón de león, para que sienta el amor de todos los que lo queremos. Mi papá, que fue bueno siempre, y valiente, generoso y loco, poeta y payaso y libre y que me enseñó todo”, afirmó.

El creativo también se desempeñó como escritor. En 2013 editó “La Libreta Negra” (Amerian) y justamente este año, publicó su segundo libro: “El Hilo Invisible” (Ediciones Continente, 2021). Además, entre enero y febrero de este año publicó notas en medios gráficos.

“Siempre pensé que fui muy afortunado y tuve mucha suerte. Por dos motivos, básicamente: en mi casa la situación económica era buena y en segundo término porque había cultura. Se leía, venían escritores de visita a casa. Había mucho movimiento de ese tipo. Tuve lo mejor. Procedía de una casa gorila”, comentó en una entrevista con la señal C5N allá por 2013.

“A mis papás, que murieron los dos, los quise mucho y los quiero. Pero políticamente estaban en las antípodas. Ellos querían a este país pero no lo entendieron”, recordó entonces el publicista nacido en 1941.

“De chico me di cuenta que en tanto no se rescatara a la gente más postergada, tan dejada de lado y tan marginada, vamos a ser todos infelices”, comentó en aquel mano a mano con Baby Etchecopar en el programa El Ángel de la Medianoche.

“De chico me di cuenta que en tanto no se rescatara a la gente más postergada, tan dejada de lado y tan marginada, vamos a ser todos infelices” (Télam)

“A Kirchner lo critican por ser guarango, y por usar mocasines y saco cruzado, pero todas las páginas de prostitución en Argentina se publican en los diarios. Las clases altas hacen una cosa y dicen otra”, comentó en diálogo con diario Perfil en 2006.

Durante el alfonsinismo, en la década del 80, trabajó para algunos dirigentes radicales. Ya en épocas del kirchnerismo, sin cobrar por sus servicios Braga Menéndez cumplió un rol como vocero no oficial del gobierno sin ocupar un cargo formal.

¿Considera que las agencias de publicidad construyen candidatos?, le preguntó diario Perfil en 2011. “David Ratto decía que es mucho mejor hacerle publicidad a una mayonesa que a un candidato, porque después éste habla. No me parece que se construyan los políticos por las agencias de publicidad o de relaciones públicas, sobre todo si estamos hablando de gente importante. Fijate lo que sucedió con Fernando de la Rúa, que pasó sin pena ni gloria o con Francisco De Narváez, que también trabajó con Agulla y que en su momento promovió un montón de cosas habló de un mapa del delito, y todo quedó en la nada, fue un bluff publicitario, ahí si que no hay sustancia detrás”, respondió entonces.

Comentarios