se va con buena imagen

Kuchen sacó un aprobado

El rector se despide del máximo cargo de la UNSJ consiguiendo una valoración más positiva que negativa, según muestra una encuesta del IOPPS. Por Miriam Walter.
sábado, 2 de junio de 2012 · 11:11

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com

Tras una década conduciendo la Universidad Nacional de San Juan, Benjamín Kuchen se despide del cargo de rector con más valoración positiva que negativa, según muestra un sondeo exclusivo para Tiempo de San Juan del Instituto de Opinión Pública y Proyectos Sociales (IOPPS) realizado entre docentes, estudiantes, personal de apoyo universitario y egresados. Al finalizar su tercer mandato, el ingeniero en Electrónica, doctorado en Alemania, se va con un 53 % de aprobación de su gestión, considerada como “buena” por el 36,3 % de los encuestados y como “muy buena” por el 16,7 %. Sólo un 11,5 % considera que la gestión fue mala (8,8) y muy mala (2,7). Y un 35,5 % calificó la gestión como “ni buena, ni mala”. La UNSJ renovará sus autoridades el 7 de junio próximo y Kuchen no es candidato.
En la historia reciente de la UNSJ, Kuchen es el rector con más permanencia en el poder, después de Tulio del Bono que estuvo 11 años, en los ’90. Termina ahora su tercer mandato, luego de llegar al Rectorado en 2002 y de que en marzo de 2007 se modificara el Estatuto Universitario para terminar con las reelecciones indefinidas de rector y decanos, incluyendo una cláusula especial para que Kuchen jugara por su segunda reelección.
Las consideraciones de los encuestados sobre la imagen del rector son de lo más variadas. En el caso de los docentes que lo aprobaron, destacan que “fue una gestión seria y no partidizada”, “fue un rector con convicciones y pluralista”, “priorizó el bienestar de toda la comunidad universitaria”,  “es honesto y nadie puede acusarlo de nada”,  “se preocupó por la cuestión académica, “luchó por la integración de la universidad con la sociedad”  y “le dio mucha importancia a la investigación”, entre otras.  Los docentes que desaprobaron la gestión mencionan razones como “no se articuló la universidad con la sociedad”, “fue una mala administración”, “actuó de forma aislada y autista”, “excluyó a muchos docente de temas importantes” y “no se dan a conocer los gastos en la universidad con claridad”, entre otras. Mientras que los docentes con valoración neutra de la gestión esgrimen que “le faltó de decisión a la hora de resolver problemas” y “no se notaron cambios”, entre otras.
Entre los argumentos de los alumnos que aprueban la gestión de Kuchen figuran que “concretó proyectos estancados”, “luchó por el prestigio de la universidad “, “mantuvo la autonomía”, “cambió distintas áreas que se comportaban aisladamente“ y “apoyó y asistió al comedor universitario”, entre otros. Los estudiantes que no aprueban a Kuchen le achacan que “todo está como era antes”, “no se vio nada desde que está”, “no mejoró la falta de espacio ni puso las aulas en condiciones” y “las escuelas secundarias bajaron su nivel”. Y los de opinión neutra dicen que “no se preocupó por una obra social para estudiantes “ y “fue extremadamente neutral en cosas que no debió serlo”, entre otras.
El sondeo también le marca al nuevo rector, sea quien sea, los puntos a los que debería prestarle atención, para los sectores de docentes y de alumnos. En el caso del magisterio, piden “gobernar todas las facultades con igualdad”, “que continúe las obras que inició Kuchen” y “mayor tecnología para aulas, laboratorios y centros de investigación”, entre otras. En el caso de los alumnos, piden “cambiar y mejorar los planes de estudio”, “mejorar el comedor universitario” y generar una cobertura de salud para los estudiantes”, entre otros.

Hitos de la era kuchenista

-Incendio: En febrero de 2004, el edificio del Rectorado de la UNSJ sobre calle Mitre fue consumido por el fuego, dejando a la casa de altos estudios en una situación institucional desesperante. Con un subsidio nacional de 2 milones de pesos, se restauró la mole de 6 pisos donde funciona ahora la sede central universitaria.

-Muerte: el 8 de marzo de 2010, el alumno Fernando Reynoso (32) murió electrocutado en la sala de la Asociación de Estudiantes del Departamento de Agrimensura de la Facultad de Ingeniería, destapando las falencias en la infraestructura de todos los edificios de la UNSJ, que incluso cerró sus puertas por varios días para la revisaciones de todas las instalaciones.

-Normas: Kuchen impulsó varios cambios en el Estatuto Universitario y otras normas. En 2007 aprobaron la eliminación de la reelección indefinida para decanos y rector. Pero no logró dos iniciativas: la modificación de la carrera académica para que los docentes pierdan la efectividad si no aprueban evaluaciones periódicas, y la implementación de la Licenciatura en Seguridad, que el Gobierno terminó aplicando en la UCC.

-Paros: con un presupuesto volcado en más de un 90 % a los salarios, los paros docentes universitarios se volvieron moneda corriente, convocados por el gremio ADICUS, pidiendo por aumentos y reivindicaciones varias para el magisterio. Por la gran cantidad de medidas de fuerza, Kuchen tuvo que aplicar más de una vez la extensión del ciclo lectivo en los colegios preuniversitarios, los más afectados.

-Plata minera: después de un gran debate interno sobre qué hacer con un fondo especial sin finalidad preestablecida ni exigencia de rendición de cuentas proveniente de la minería, en virtud del proyecto catamarqueño Bajo La Alumbrera, durante la gestión de Kuchen se usó esa plata para hacer un debate sobre la actividad minera, que trajo en 2010 a pensadores de todo el mundo a hablar del tema.

 

Comentarios