La despedida del rector

Kuchen: “Me jubilo pero no creo que me aleje mucho”

Conduce hace 10 años la UNSJ y ahora no es candidato. Dice que se jubila porque cree en la renovación pero augura que no se quedará en su casa. Por Miriam Walter.
lunes, 21 de mayo de 2012 · 08:37

“Yo me jubilo y voy a leer y voy a ir al campo que me gusta mucho. No creo que me aleje mucho del ámbito académico pero no tengo un plan definido, solamente lo que tengo en concreto es que yo me tengo que ir porque me jubilo”, disparó Benjamín Kuchen como despedida de su cargo de rector de la Universidad Nacional de San Juan que ocupa desde 2002.

El Rector augura que estará formalmente fuera del ruedo pero no descarta seguir en la política universitaria.  “Nooo, yo no voy a estar en mi casa, todavía tengo doctorandos que están terminando sus tesis. Depende de muchas cosas lo que voy a hacer una vez dejado el Rectorado”, analizó dejando la puerta abierta para que se lo siga viendo en la UNSJ. “¿Como miembro del gabinete de Filippa? No, yo le puedo ayudar a ella como una asesoría, pero eso no depende de mí sino de cómo salgan las elecciones y de los que ganen”, dijo, sobre un posible acompañamiento a quien es hoy su vicerrectora y está en la carrera por el Rectorado.

Kuchen llegó a rector en 2002 y repitió en 2008. Esta última vez, con 66 años, se convirtió en el rector de más edad de la UNSJ, que tiene tradición de rectores ingenieros. Casi iguala en permanencia a  Tulio del Bono, quien ocupa el podio en el poder porque estuvo de 1988 a 1999. 

El mandamás de la UNSJ ya hizo los trámites de la jubilación: “Yo creo que corresponde irme, son etapas de la vida. Voy a extrañar sí,  porque es una institución que yo valoro mucho, y me ha gustado mucho este trabajo, que es muy tenso y también hay un desgaste. También es como una liberación. Tiene sus pros y sus contras después de 10 años de trabajo”.

La ida, con un revés

El lunes, Benjamin Kuchen estaba ilusionado con poder aprobar en la asamblea universitaria un cambio referido a la situación de los docentes en el Estatuto Universitario en el que se confesó haber trabajado por 10 años. Pero la sesión fracasó por falta de quórum y el rector aspira a que la iniciativa salga antes de su despedida, por eso convocó a una nueva sesión para el 30 de mayo, una semana antes de las urnas universitarias. “Todo está atravesado por las elecciones”, analizó sobre el faltazo. 

El cambio que se propone afecta a los más de 3000 docentes de la UNSJ. Hoy sólo pueden quitarles la efectividad en el cargo por mal desempeño mediante un juicio académico y la idea es que se incorporen evaluaciones periódicas por parte de un comité especial que pueda quitar la efectividad si el docente reprueba esa evaluación. Así se busca darle mayor calidad académica al sistema. 

Comentarios