el debate por las Elecciones universitarias

UNSJ: El 90 % de plata va a sueldos e inquieta a los candidatos a rector

El problema presupuestario fue uno de los temas centrales que pusieron sobre la mesa los cuatro aspirantes a suceder a Benjamín Kuchen en la universidad estatal. Fue en el primer debate con vistas a las elecciones universitarias del 7 de junio, que más que debate fue un encuentro con buenos modales. Por Miriam Walter.
sábado, 12 de mayo de 2012 · 12:02

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com 


A los cuatro candidatos a rector de la Universidad Nacional de San Juan los desvela un problema que es neurálgico e histórico en la casa de altos estudios: el presupuesto, porque los fondos que llegan a la UNSJ se ocupan en un 90 % para el pago de salarios y queda muy poco margen para invertir en otras áreas. El tema de la plata se puso sobre el tapete varias veces en lo que fue el primer debate entre los que quieren suceder a Benjamín Kuchen en el Rectorado que se realizó el jueves, y que más que un debate fue una exposición de ideas lejos de los cruces de campaña.
Los cuatro que quieren ser rector no son caras nuevas. Postulan la vicerrectora Nelly Filippa, el titular del gremio ADICUS Raúl Furlán y los decanos Oscar Nasisi (Arquitectura) y Rodolfo Bloch (Exactas).
Los candidatos a rector recalaron en el debate (organizado por la Federación Universitaria de San Juan) varias veces en el dilema presupuestario. El primero en destacarlo fue Nasisi (expusieron en orden por sorteo), quien dijo que “creemos que tenemos un presupuesto muy bajo, que no responde a las expectativas que tenemos, que deberíamos salir a buscar nuevas fuentes de financiamiento que permitan mejorar las condiciones. Hay muchas formas de hacerlo, tenemos a nivel nacional muchos organismos que nos permite abordar con proyectos y programas. Hay que mejorar el índice presupuestario que tenemos hoy”.
A su turno, Furlán dijo que “somos conscientes de que la universidad, por el sólo hecho de ser gratuita y no arancelada, no garantiza que todos los jóvenes que quieren llegar a estudiar y que son de distintos lugares de la provincia puedan hacerlo. Porque no tienen para el micro,  no tienen para las fotocopias, no tienen ni para vestirse. Y todo esto nos lleva a una sola conclusión: es necesario pelear toda la comunidad universitaria para un mayor presupuesto de esta universidad. Tenemos que ser conscientes de que el presupuesto no es suficiente”, apuntó el gremialista. Y agregó: “hay muchos déficits en aulas, bibliotecas, cursos, becas, y el presupuesto tiene que ver mayormente con el Estado Nacional, nos oponemos a que las fuentes de financiamiento que se consigan sean alternativas, debe ser del Estado Nacional, para que no se coarte la autonomía universitaria”.     
Por su parte, Filippa recaló en que “para decir que nuestro presupuesto es mucho o poco, a veces es necesario ponernos en relación con las otras universidades o con otros países. Si lo comparamos con algunos de los países desarrollados, tenemos que decir que es insuficiente. Y si lo comparamos con otros países de Latinoamérica podemos decir que en Ciencia y Técnica ocupamos el tercer lugar. Si lo comparo con el sistema universitario argentino que se disputa todos los años el presupuesto, digo que nuestra universidad ha podido conservar una muy buena posición teniendo el octavo lugar. Eso no significa que uno no haga todas las gestiones para aumentarlo”. Y agregó “esto de buscar otras fuentes de financiamiento dentro del Estado Nacional es algo que ya se hace. En 2011 hubo 31 millones de pesos que entraron a partir de programas a las facultades. La política nacional indica que ese es el modo de conseguir recursos, presentando proyectos fundamentados”.
Bloch habló de la necesidad de una “mejor distribución del presupuesto” y de la transparencia.
¿Qué problemas perciben los candidatos? Nasisi subrayó el “aislamiento muy marcado entre las facultades que nos frena como universidad”, la falta de gestión institucional y la necesidad de más infraestructura, equipamiento y nuevas tecnologías, entre otros. Furlán observó que “falta debate en la Universidad” y apuntó respecto de la acreditación de carreras que “no nos oponemos a ser auditados pero sí a que la CONEAU nos evalúe, deben ser organismos científicos nacionales e internacionales”. Filippa, en línea con Furlán, habló de la deserción escolar.  

 ¿Una ciudad universitaria?

Una coincidencia de los cuatro candidatos que salió a la luz fue lo beneficioso y funcional que sería una ciudad universitaria de la UNSJ (como la de Córdoba), que originalmente estaba proyectada en el CUIM (Complejo Universitario Islas Malvinas) ubicado en Central y Meglioli, donde está la mayoría de las facultades (Filosofía e Ingeniería tienen sedes propias). Pero todos coincidieron en que es imposible porque el predio de unas 17 hectáreas es chico para concentrar tanta actividad. Furlán planteó que habría que revisar por qué la UNSJ no hizo uso de las 100 hectáreas que originalmente estaban a disposición de la institución para el campus, en la década del ’70.

Textuales

Rodolfo Bloch
“Mi candidatura es una motivación que surgió colectivamente que requiere una nueva etapa de conducción con convicción, con energía, con acción de gestión y con preservación de los valores esenciales de la universidad estatal y pública, esa propuesta está resumida en nuestra propuesta”. 

Raúl Furlán
“Yo tengo una vida vinculada a la Universidad desde los 17 años, soy ingeniero y desde 1993 soy secretario general de ADICUS. Sería una forma privilegiada de retirarme dirigiendo la UNSJ. Tengo 3 hijos estudiantes de esta universidad, dos se recibieron y otro sigue estudiando”.


Oscar Nasisi
“Lo que motivó mi candidatura es un proyecto que llevamos adelante varias personas, no constituye un proyecto personal sino como un proyecto abierto. Surge a partir del análisis del grupo, a través de mi experiencia. Me interesa devolverle a la universidad todo lo que me dio”. 

Nelly Filippa
“A mí me impulsa a ser candidata el interés por un proyecto pero en última instancia es una decisión personal, ayudan los grupos de apoyo, pero creo que es un nivel de responsabilidad al que nos estamos postulando, que requiere determinación personal. Como vicerrectora conozco la universidad”.

 

Comentarios