Historia futbolera

Fuaaa el Wey: metió un gol dedicado al piloto sanjuanino y ocurrió "un milagro"

En un partido por cuartos de final de la Liga de Iglesia, un jugador metió un gol y se lo dedicó al Wey Zapata Bacur. El encuentro era contra el equipo de Roberbal y lo que siguió después podría encuadrase en el viejo refrán de "creer o reventar". 
lunes, 12 de abril de 2021 · 11:35

A poco de cumplirse una semana del trágico fallecimiento del piloto Alberto "Wey" Zapata Bacur, sucedió una historia que para muchos fue "un milagro" en la Liga de Fútbol de Iglesia. Todo pasó en un partido por cuartos de final entre Sportivo Falucho y el poderosísimo Andes de Tudcum, donde juega el brasilero Roberbal. El primero de los equipos arrancó en desventaja en el marcador y fue en el segundo tiempo, que ingresó un sanjuanino que logró meter un gol y después dedicarle el tanto a su amigo fallecido en Córdoba. No faltaba nada para que terminara el encuentro y lo que siguió después podría encuadrase en el viejo refrán de "creer o reventar". 

Se jugaban los segundos 45 minutos y desde el banco de suplentes, Rodrigo Leandro Sánchez de 23 años, estaba aguardando ingresar a la cancha con una idea fija: Meter un gol y dedicárselo a su amigo Wey Zapata, que falleció durante una carrera en Córdoba. "Estaba muy dolido cuando pasó lo de su muerte, éramos muy amigos y yo sabía que si metía un gol iba a dedicárselo a él que está en el cielo", contó Rodrigo a este diario. 

Finalmente el técnico decidió meter a Sánchez que estaba impaciente por jugar. Pero la suerte parecía echada y el pronostico no era bueno. El Sportivo Falucho estaba jugando contra el equipo "más fuerte del campeonato", en palabras del mismo nueve que acababa de ingresar al campo. Pero como en el fútbol no hay nada escrito, sucedió lo inesperado.

Fue en una jugada que inició por el lateral derecho con una mala salida del arquero rival, que Sánchez logró desprenderse, robarle la pelota al defensor con ayuda de la cabeza, y luego convertir con lo último que le quedaba. ¡Gooooooool! Fue un grito eterno que se escuchó como si fuera una final del mundo. Porque con ese tanto llegaba el descuento a los 40 minutos de juego del segundo tiempo y le daba un aire para seguir soñando al Sportivo Falucho. 

"Cuando veo que todos me vienen a abrazar meto mi brazo izquierdo por dentro de la camiseta, le doy un beso al cielo y hago la seña de la moto", contó Sánchez sobre la particular dedicatoria al Wey Zapata.
Los 90 minutos de partido terminaron con un empate, alargue y luego se definió desde el punto de penal. E insólitamente, el equipo que tenía menos chances de ganar, terminó dando vuelta el pronóstico y se impuso por 4 a 3 frente al equipo de Roberbal. 

Foto de Lucas Poblete. 

"Yo creo que el Wey algo tuvo que ver", afirmó Sánchez atribuyendo el triunfo a una especie de "milagro" del ídolo sanjuanino que lamentablemente perdió su vida en una competencia. Ahora el Sportivo Falucho jugará la semifinal de la Liga de Iglesia contra el Colota en la cancha de San Martín. 
Por otra parte, fue llamativa la repercusión que tuvo Rodrigo por el saludo que le dedicó al Wey Zapata. "No me dejaba de sonar el teléfono con mensajes lindos por la dedicatoria, yo no lo hice pensando que iba a ser viral, lo hice porque el Wey era un amigo y fue mi manera de recordarlo", finalizó. 

Comentarios