vinos y gastronomía

¿Es conveniente hacer reserva para salir a comer? Por Leonardo Raúl Rosales

domingo, 22 de abril de 2012 · 22:33

Una costumbre que nos cuesta es hacer una reserva para salir a comer.
¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las conocidas y promocionadas reservas?

Entre las ventajas, se puede tener en cuenta que para facilitar la salida y la comodidad en una noche, la reserva es el primer paso para conseguir la tranquilidad de tener un lugar seguro donde ir a comer.

La mayoría de los restó - bares- hoteles y hasta los bares con carta cuentan con el servicio de reserva.

Lo ideal es llamar con 4 horas de anticipación a la cena y con unas 2 horas antes en caso del almuerzo.

¿Qué hay que tener en cuenta al momento de hacer una reserva? Solicitar una mesa para la cantidad de personas que serán las que optarán por el servicio y dejar como reseña si alguno de los asistentes requiere de algún menú especial (por ejemplo, si es celíaco o si gusta de platos light).

Otra ventaja es la del servicio que nos garantiza que están esperando nuestra visita, saben de nuestra llegada y por eso están preparados para las demandas que podamos realizar en cantidad y calidad.

La reserva se puede hacer por una o por más personas y, si es tomada, se hace un pacto de horario. Este horario se puede extender hasta una hora más en caso de no poder ir puntuales, pero lo ideal es que llamen e informen para decir que llegarán con retraso o, en el peor caso, que no pueden asistir, así la mesa no queda sin ser ocupada.

Lo que no debería pasar es que hagan la reserva y que al llegar al lugar se encuentren con que no hay ningún espacio reservado y nadie sabe nada. Por eso, a modo de recomendación, al momento de realizar el pedido de lugares, preferiblemente hacerlo ante el maître o el encargado de salón. Esto evita pasar por un mal momento, totalmente innecesario.

Es importante saber que las reservas no llevan costo alguno, ya que es un servicio de la casa. Les sugiero que opten por usar este tipo de comodidad extra no tan sólo para una ocasión especial, sino también para una simple salida a comer. La meta es que pasen una linda y agradable estadía en algún lugar gastronómico y siempre los estén esperando.

¡Un afectuoso abrazo y salud!

Comentarios