ALEJANDRA MAGLIETTI

La periodista más linda

La modelo y panelista de TV contó sus ganas de ser periodista. Mirá las fotos y el video.
domingo, 20 de noviembre de 2011 · 21:23

¿Por qué te pusiste a estudiar sabiendo que podrías tener todo servido?
Cuando vine a vivir a Buenos Aires, no vine a ser modelo sino a estudiar. Todos mis familiares son profesionales.

Pero se te empezaron a dar las cosas y seguiste estudiando. Encima Derecho, que es una carrera larguísima.
Tuve suerte porque lo que me pasó fue que venía estudiando muchísimo y ya tenía varias materias aprobadas cuando me ofrecieron trabajar de modelo. Ahora me faltan cinco materias para ser abogada. Ganó más con mi actual trabajo de lo que ganaría teniendo el título, pero sigo estudiando por una cuestión personal. En algún momento se va a terminar el hecho de que el trabajo venga a uno. No todas son Susana. Hay que tener en cuenta que no existe eso de que iba caminando por la calle y me descubrieron. Si uno quiere pertenecer y durar en el ambiente, tiene que tener algo para ofrecer. Yo bailarina y cantante no soy, entonces qué mejor que cultivarme por otro lado, en algo que tenga que ver con la parte más intelectual.

En una nota dijiste que querías ser periodista de policiales...
Me gusta mucho la literatura policial, me encanta. Soy fanática de Sherlock Holmes. Sigo diariamente los temas policiales del momento, estoy muy pendiente. Consumo mucho ese tipo de periodismo.

¿Con qué periodista te gustaría trabajar?
Admiraba muchísimo a Enrique Sdrech. Hay muchos periodistas muy buenos, pero con Darío Villarruel aprendí muchísimo de temas penales cuando estaba estudiando.

¿Te ves investigando un caso?
Me encantaría. No me molestaría entrar en lugares peligrosos, en algún momento caminé sin custodia por la Villa 21 haciendo notas

¿Qué les dirías a las modelos que no tienen estudios?
Que no traten de ganarse todo tan fácil. Ya no alcanza con ser linda, hay que tener cosas que el resto no tiene para ser original. Sólo un porcentaje menor se casa con hombres millonarios, al resto le gusta trabajar y quieren progresar para cumplir sus sueños.

¿La mayoría se quiere salvar?
Hay muchas, obvio. Yo no sería feliz siendo Mariana Nannis, ni de casualidad. No quiero que mi vida pase por tener un vestido de determinada marca.

Comentarios