Cuestión de Fe

“El viejo de la bolsa” que ayudó a Benja, ¿era el curita Brochero?

Los primeros testimonios de Benjamín fueron: “nunca tuve miedo, el viejo de la bolsa no es malo”. Según la hermana del menor “lo describía como un viejito que estaba buscando a los niños”. Ahora aseguran que el Cura Brochero ayudó a que el menor sobreviviera. No es la primera vez que pasa.
martes, 19 de marzo de 2019 · 10:04

Benjamín Sánchez estuvo perdido por 22hs en uno de los terrenos más agrestes de la localidad de La Laja en Albardón. Sin agua y con tan solo 5 añitos, pasó una larga noche solo. Caminó 21 kilómetros con la posibilidad latente de haberse encontrado con algún animal o  sufrir una deshidratación por las altas temperaturas que hicieron ayer en San Juan.


Lo curioso es que después del rescate, Benjamín dijo: “no tuve miedo, el viejo de la bolsa no es malo”. E incluso su hermana Guadalupe Zurita afirmó que el menor “lo describía como un viejito que estaba buscando a los niños”. Ante estas premisas y con los antecedentes que existen, la comunidad religiosa de San Juan le atribuye el milagro al Cura Brochero, más conocido por todos como el “cura gaucho”. Incluso, en algunas representaciones, el sacerdote cordobés aparece con una bolsa o un morral, durante sus visitas a las comunidades serranas. 

Si bien las esperanzas era lo último en perderse en el campamento que se montó entre autoridades, rescatistas, familiares y los sanjuaninos que llegaban de todos los rincones, el panorama no ayudaba en lo absoluto. Eran muchas horas y las temperaturas cada vez se volvían más intensas. El clima de tensión estaba presente en todos los rincones del campamento y la angustia de los familiares y la preocupación también estaba desde el pasado domingo, donde fue la última vez que se lo vio a Benjamín.

“Nosotros pensamos que fue el curita quien lo protegió, de hecho estábamos rezándole a él antes de que apareciera y después vinieron a darnos la noticia, por eso ahora tenemos que ir a verlo para agradecerle” afirma Guadalupe quien además sostuvo que “mi hermano le tiene miedo al viejo de la bolsa, por ahí lo asustamos con eso para que se vaya a dormir y ayer cuando lo vimos nos dijo que al final el viejo de la bolsa no era tan malo”.

La gruta del Salado, el homenaje sanjuanino al Cura Brochero (Fuente Diario la Provincia)

No es primera que se le atribuye un milagro al curita gaucho. El 12 de enero de 2016 el Plenario de Obispos y Cardenales validó el milagro de Camila Brusotti que se recuperó tras una golpiza que la dejó al borde de la muerte, atribuyéndoselo al Curita cordobés. El caso fue de más que conocido en San Juan con la menor que estaba mujer delicada de salud por haber sufrido una golpiza por su padrastro Pedro Oris. Y a pesar de los malos pronósticos médicos, se recuperó sin atribuirle ninguna explicación científica a su mejoramiento. El hecho fue estudiado por una comisión médica –que no le encontró respuestas– y por una comisión teológica que atribuyó el milagro.  

El otro milagro atribuido por la Iglesia católica al Cura Brochero fue el caso del niño Nicolás Flores, de 13 años, que sufrió un accidente en el 2000 cuando era tan solo un bebé y que además de las grandes heridas que le ocasionó el siniestro en ese momento, no se pudo recuperar cuando era un niño. Quedando sin poder hablar ni hacer una vida normal.

"Ante el accidente, lo primero que atiné a hacer fue a sacar a Nicolás, de apenas 11 meses, de los brazos de su madre. Entonces, advertí que la mano se me llenaba de sangre por el fuerte golpe que había sufrido en la parte posterior de la cabeza y en ese momento le pedí a Brochero que intercediera por la vida de Nicolás, porque veía que se moría", relató el papá de Nicolás Flores en su momento.

Hechos de estas características no se agotan aquí, existen muchos más  casos que se le atribuyen al curita cordobés, que cada día aglutina a más files que piden por su intercepción a través de la oración. En este último caso, Benjamín Sánchez pudo ser rescatado después de haber perdido gran cantidad de líquidos y de haber sido buscado intensamente por más de 1000 personas. Ahora el pequeño se recupera con normalidad y  la premisa de que fue un “milagro del curita Brochero” cada vez alcanza más fuerza entre quienes vivieron el rescate.

Comentarios