Caso de Violencia de Género

Funcionario judicial denunciado por golpeador: “La molió a golpes, ella no puede caminar”

Lo dijo una amiga de la mujer que acusó a Mario Parisi, coordinador del área de Asistencia Jurídica del Poder Judicial de San Juan, de darle una feroz golpiza el domingo último. Confirmaron que la denuncia fue radicada en el CAVIG.
viernes, 26 de noviembre de 2021 · 10:51

“Era muy celoso y controlador. Pero lo que le hizo esta vez fue una locura. Este hombre le pegó por todo el cuerpo a mi amiga, la hirió con una Katana, la dejó tirada en el piso y la escupió”, aseguró a TIEMPO DE SAN JUAN una allegada íntima de la mujer que denunció por una feroz golpiza a Mario Héctor Parisi, el coordinador del área de Asistencia Jurídica del Poder Judicial de San Juan. En tribunales hay mucho hermetismo, pero un alto funcionario confirmó que el caso es investigado en el CAVIG (Centro de Abordaje y Contención a las Víctimas de Violencia Intrafamiliar y de Género), pero a diferencia de otros casos, no se pidió la detención de Parisi.

Mario Héctor Parisi cumple múltiples tareas y tiene alto vuelo en el Poder Judicial de San Juan. Asesora y supervisa al Sistema Especial de Flagrancia, colaboraba con el Colegio de Magistrados y coordina las Unidades Conclusivas de Causas, los llamados juzgados residuales tras el traspaso al Sistema Acusatorio. La que lo denunció fue su pareja, una mujer de 48 años que vivía con él hasta el domingo último en un departamento de un edificio en avenida Ignacio de la Roza, en pleno centro sanjuanino.

Hace 1 año y 3 meses que tenían una relación sentimental, confió una chica cercana a la víctima, que habló con TIEMPO DE SAN JUAN con la condición de no revelar su identidad por temor a recibir presiones. Esta chica detalló que su amiga y Parisi se conocieron en ese edificio. Negó que la víctima practique artes marciales, la mujer es empleada de comercio, aclaró. Parisi, además de ser abogado, es profesor de educación física y profesional de las artes marciales. Él es divorciado y vivía solo. La allegada de la denunciante aseguró que, al mes de que se conocieron, el funcionario judicial propuso a su novia que se mudara a su departamento y fue así que comenzaron a convivir.

“Ella me contaba que Parisi era celoso, muy celoso, y la controlaba todo el tiempo. No me quiso decir si la golpeaba antes, pero es verdad que el domingo pasado la agredió de una manera salvaje. La molió a golpes, ella no puede caminar”, dijo la allegada de la denunciante. Por lo que contó, el ataque ocurrió el domingo a la noche en medio de una discusión de pareja. En principio se dijo que la agresión fue este miércoles.

“La golpeó en todo el cuerpo. Mi amiga está aterrorizada, la dejo tirada y no puede ni caminar. Para que se den una idea, tiene lesiones en los dedos de los pies, hematomas en las mejillas y en las orejas y cortes en los labios. La tiró de los cabellos y la hirió en la espalda con una Katana. Todo eso lo certificó un médico. Lo último que descubrieron es que presenta fractura de Coxis, por eso no puede caminar”, aseguró la testigo, quien relató también que el funcionario humilló a su amiga de otras formas. “La denigró. Estando tirada en la puerta de su departamento, la escupió dos veces y le tiró el celular”, agregó.

Según el testimonio, la pareja de Parisi recurrió al personal del Observatorio de la Violencia contra la Mujer, dependiente de la Defensoría del Pueblo, y allí le dieron contención psicológica y la asesoraron. El martes a la noche tomó coraje y concurrió a la Unidad Fiscal de Investigaciones del Centro de Abordaje y Contención a las Víctimas de Violencia Intrafamiliar y de Género, en Rivadavia y Alem. Estuvieron hasta la madrugada del miércoles radicando la denuncia contra Mario Parisi. En la misma declaró que el funcionario posee diversas armas blancas de artes marciales en su departamento, según señalaron. También fue examinada por una médica legista, quien constató cerca de 20 lesiones en el cuerpo de la mujer, aseguró la testigo. La allegada explicó que la víctima corre el riesgo de perder el trabajo, dado que quedó convaleciente, pero además ahora teme por haber realizado la denuncia contra el funcionario judicial.

Comentarios