Eat house

Conocé la casa hecha a base de frutas y verduras

Una vivienda construida en los Países Bajos es la atracción de turistas y locales con deliciosas lechugas y zanahorias que crecen en los techos y paredes y se pueden comer.
martes, 13 de octubre de 2015 · 10:51
 

Se puede tocar, oler y saborear. El proyecto que nació y fue desarrollado en los Países Bajos consiste en un sistema modular de cajas de plástico normal, en combinación con una estructura de andamio. Estas cajas se utilizan en la industria agrícola para las frutas de cosecha, transporte y exhibición y vegetales en combinación con un sistema de andamios.

No tardó demasiado tiempo en atraer a los visitantes que, sorprendidos, llegaban a un lugar en donde podían consumir deliciosos vegetales, frutas, hierbas y flores. Su plan de seducción está ahí, en la comida. Aunque no es lo único que cautiva: la idea que genera en la gente es la posibilidad de se puede tener una huerta propia en la pared de un edificio o en el techo de una casa.

Cualquier persona puede construir su propia Eat House. Se necesita buena tierra, sol, agua y, por supuesto, como cualquier jardín de vegetales, de mucho cuidado.
La casa es bastante fácil de mantener. Se mantiene una vez cada dos semanas para la cosecha, sembrar y plantar de nuevo. Se utiliza un sistema profesional con el fin de regar las plantas sobre una base diaria. Este sistema de riego es el componente más caro, sin embargo, si uno es capaz de regar las plantas es lo mismo que se realiza con una huerta común.

La temporada pasada han crecido cerca de 65 especies diferentes de verduras, frutas y hierbas en Eat House.

El cultivo

La temporada pasada han crecido cerca de 65 especies diferentes de verduras, frutas y hierbas en Eat House. Se puede hacer crecer la siembra que más le guste sin ningún tipo de limitación. En esta casa se utilizaron cajas de unos 15 centímetros de profundidad, por lo tanto –para el cultivo de las zanahorias– se utilizó una especie que no crece demasiado profundo y cuenta con una forma más redonda.

Eat House es un ejemplo de cómo hacer crecer su propia comida en un entorno urbano.

La intención era demostrar que no se necesita de la tierra o incluso un patio para tener un jardín vegetal. Una cubierta plana o inclinada, un balcón o incluso una pared puede ser suficiente para cultivar los propios vegetales.

Deseo cumplido

Los dueños del proyecto contaron con ayuda de patrocinadores para la compra de los materiales, las semillas y plantas.

Para obtener todos los recursos, los propietarios recibieron 9 mil euros como ganadores del concurso del festival de jardín. Cinco empresas patrocinaron Eat Hy paticiparon 20 personas para la construcción y el mantenimiento.

El sistema de riego es fundamental para el éxito ya que la demanda de agua varía según el cultivo. 
Actualmente están planeando llevar a EATHOUSE a diferentes ciudades de todo el mundo.(Fuente: Infobae)

Comentarios