Habla la madre de los Mondaca: “Ahora ellos están mejor que aquí”

Se llama Margarita Zunino y vive en el mismo rancho en el que fueron hallados en 1997 los cinco hermanitos con retraso mental en estado de abandono, desnutridos y encerrados con candado. Dos de ellos fallecieron y los otros tres están en el hogar Huarpe.
viernes, 28 de octubre de 2011 · 21:25
La esquina de España y Lozano, en Albardón, está a un par de kilómetros de la Villa Ampakama, donde vive Nahuel Ricardo Ferreyra.  Hace 14 años ese lugar fue epicentro de otra historia difícil de olvidar: allí fueron encontrados los hermanitos Mondaca, 5 chicos con retraso mental y desnutridos que vivían encerrados con candado en una precaria vivienda.

 De ellos viven tres, Jorge Luis, Fabián y Juan. Sus edades serían de 26, 24 y 20 años, aproximadamente, según cree su madre, porque no lo sabe con precisión. Los otros dos muchachos fallecieron por problemas genéticos y la deficiente alimentación con la que se criaron: Roberto hace 8 años –cuando tenía 15- y Ricardo, el menor, murió el año pasado.
En 1997 estalló esta historia y recorrió todos los medios del país. Intervino la justicia y la madre perdió la tenencia. Desde entonces los hermanos Mondaca  recibieron asistencia estatal.
En un primer momento, el gobierno buscó unos padres sustitutos y les alquiló una vivienda a pocas cuadras de su casa. Pero con el tiempo terminaron viviendo en el hogar Huarpe junto a pacientes ambulatorios.

“Ahora ellos están mejor que aquí. A mí se me salían a la calle y algún día los iba a atropellar un auto. Yo no los podía criar”. La frase, disparada con una sinceridad que enmudece a quien la escucha, es de la madre de los Mondaca, quien habló con Tiempo de San Juan después de 14 años.

La primera en recibir a este cronista es Mafalda Sánchez, quien barría los alrededores de una humilde pero bien mantenida casita ubicada en la esquina de España y Lozano. Ella es la abuela de los Mondaca, quien también tiene un hijo con problemas mentales que en esos días de convulsión le fue sacado de su hogar. Pero Mafalda reaccionó y ahora el muchacho vive con ella.

Consultada sobre la madre de los chicos Mondaca, Mafalda manda a llamar a su hija, Margarita Zunino. Ella aún vive en ese mismo ranchito de caña y pegotes de barro que deja ver como un gran colador hacia el interior. Duele creer que allí pueda vivir alguien. Está por calle Lozano, unos 30 metros al Sur de la calle España. El lugar está prácticamente igual que cuando se hizo pública la historia de los hermanitos Mondaca.

Margarita y su concubino se muestran verborrágicos y enojados con las autoridades municipales porque se le cayó el puente por el que salían a calle Lozano y no les ayudan a reconstruirlo. Pero ella habla poco cuando se le consulta sobre los hijos que tiene en el hogar Huarpe: “No me dejan ir a verlos”, atina a decir. Aunque sí se acuerda que, desde que se le sacaron la tenencia, sólo los volvió a ver “cuando murieron. Los velaron aquí –por Albardón- y fui al velorio. Consultada sobre la edad de esos muchachos, dice que “no me acuerdo bien”. Como tampoco recuerda cuándo fallecieron.

Antes de que los hermanos Mondaca fueran descubiertos públicamente, su padre ya había abandonado esa familia. Ahora tiene 72 años, tampoco puede ir a visitarlos y tiene otro hogar en Albardón.

Además de los cinco muchachos que le quitaron, Margarita Zunino tiene otros cuatro hijos. Tres de ellos formaron familia y se fueron de allí. Sólo una hija vive con ella. Se llama Marcela Cristina, tiene 20 años, está embarazada y, a simple vista, se la vio más apegada a su abuela que a su madre.

Comentarios