Crimen en Mendoza

Una discusión por millones, ¿el motivo del asesinato de las israelíes?

“Nicolás” Gil Pereg (37) tenía en su poder $3 millones y deudas por $9 millones.
martes, 29 de enero de 2019 · 08:00

Nada en la vida del ex militar de Israel radicado en Mendoza, “Nicolás” Gil Pereg (37), el único imputado por los homicidios de su madre Phyrhia Sarusi (63) y de su tía Lily Pereg (54), podría encuadrarse en los estándares “normales”.

Ahora, una solo pregunta inquieta a los investigadores, familiares y allegados de las víctimas ¿qué lo llevó a asesinar brutalmente a su mamá y a su tía?. 

"Como hipótesis podría pensar que el móvil fue la parte económica, pero estamos abiertos a cualquier posibilidad. Todo se está investigando”, dijo a Los Andes el Procurador de la Corte, Alejandro Gullé.

“No fue un hecho de inseguridad, es un problema de índole estrictamente familiar”, sentenció el Procurador.

Todas las pruebas señalan al único detenido: la fiscal de Homicidios Claudia Ríos se valió el viernes pasado de restos de sangre hallados durante los allanamientos en la vivienda, ubicada en calle Julio Roca al 6000 de Guaymallén, para detenerlo. Además, pudieron constatar a través de cámaras de seguridad serias “lagunas” en el relato de Nicolás.

Gil Pereg tenía cinco empresas a su nombre y 3 millones de pesos en su casa de Guaymallén, pero vivía como indigente y tenía deudas por 9 millones. La precaria vivienda donde residía carece de agua potable, electricidad, baño y cama, además de estar repleta de gatos y perros desnutridos (y otros disecados).

Además, el sujeto tenía un arsenal de armas en su casa, pero todas registradas. Se habla de un total de 42, entre pistolas y revólveres. Cuando lo detuvieron el viernes amenazó con quitarse la vida si no lo dejaban volver para alimentar a sus mascotas.

Muchos lo conocían como Nicolás. Otros como Gilad, su nombre israelí original. Sin embargo, en uno de sus tantos emprendimientos fallidos en Mendoza, el hombre de 37 años se había “bautizado” con un extraño y perturbador seudónimo. En San Martín, el ex militar e ingeniero electrónico se hacía llamar “Floda Reltih” y manejaba un local de comidas y unas canchas de padel. Al leerlas de atrás hacia adelante, el significado cambia totalmente: Adolf Hitler.

Tenía 3 millones en su casa

Los investigadores pudieron establecer que Phyrhia, madre de “Nicolás”, le enviaba contentamente dinero desde Israel. “Tenía más de 3 millones de pesos en su casa que suponemos que la madre le enviaba”, aseguró Gullé en comunicación con Radio Nihul.

Por esto, la principal hipótesis que se investiga es que una discusión por dinero entre el imputado y su madre fue el detonante del doble crimen.

“En la investigación siempre trató de desviar la atención hacia terceras personas: como gente del barrio, gente que podía tener problemas con él porque era un deudor compulsivo porque había librado cheques por 9 millones de pesos de estas sociedades que lo único que tenían eran un nombre, pero a su vez tenía más de 3 millones de pesos en su casa que suponemos que la madre le enviaba”, detalló Gullé.

“Si bien teníamos sospechas de una laguna en el relato de Pereg, fue bastante inteligente para disfrazar la verdad en las testimoniales y hasta en la denuncia, nunca dejamos de seguirlo y nos mantuvo alerta ante cualquier situación”, resaltó el fiscal Fernando Guzzo, tras el hallazgo de los cadáveres.

Estremecedores detalles

El adelanto de la necropsia arrojó detalles escalofriantes. Según el informe del Ministerio Publico Fiscal, “uno de los cuerpos (aún no pueden identificar cuál cuerpo pertenece Lily y cuál a Phyrhia) presenta como causa de muerte tres impactos de arma de fuego", mientras que el otro presenta “lesiones de arrastre y lesiones causadas por maniobras de defensa”. Esta última no presenta heridas de bala.

Según explicaron, a ambos cuerpos “se les ha incrustado hierros en distintas partes del cuerpo con heridas de egreso en algunos casos”. Según se supo, estas heridas se produjeron en la zona anal y vaginal de ambas mujeres. Esta información se desprendió del adelanto del informe final de las necropsias realizadas por el Cuerpo Médico Forense. 

 

(Fuente: Los Andes)

Comentarios