Promesa de CFK

La Argentina pedirá la extradición de Otilio Romano, el ex juez prófugo en Chile

Al escuchar a una manifestante que le reclamó por el ex magistrado, prófugo en el país vecino, la mandataria le respondió: 'Ya lo vamos a traer, quedate tranquila'. Esta semana, el Consejo de la Magistratura lo destituyó de su puesto de camarista federal.
viernes, 16 de diciembre de 2011 · 17:04

La presidente Cristina Kirchner anticipó en el acto que realizó en San Rafael, Mendoza, que el gobierno nacional pedirá a Chile la extradición de Otilio Romano, ex camarista federal de esa provincia acusado por no investigar más de cien delitos contra los derechos humanos en la última dictadura militar.

Mientras daba su discurso en la inauguración de una nueva terminal de ómnibus, una manifestante del público le reclamó por el ex juez, quien se encuentra prófugo en el país vecino. "Ya lo vamos a traer, quedate tranquila", le respondió la mandataria desde el estrado.

"El Gobierno, como corresponde, va a pedir la extradición al gobierno de Chile. Somos un país de garantías. De la ley. Y le vamos a dar justicia", adelantó.

Y en ese sentido, afirmó: "[La Argentina] es un país de derecho, de garantías, un país de la ley y le vamos a dar justicia, ley y Constitución, aún a los que la negaron y la pisotearon, porque esa es la verdadera esencia de la Democracia y de la ley".

"Lo va a traer la Justicia. Ese Consejo de la Magistratura que esta Presidente reformó y que no fue nada de lo que dijo que iba a hacer la oposición", dijo en referencia a la reestructuración votada por el Congreso el año pasado.

Precisamente ese cuerpo resolvió esta semana la destitución de Otilio Romano de su cargo de camarista federal de la provincia de Mendoza.

El ahora ex juez está prófugo en Chile desde el 24 de agosto pasado, un día antes de que el Consejo de la Magistratura lo suspendiera en el cargo y lo enviara a juicio político. En Chile pidió asilo político y el gobierno de Sebastián Piñeira le dio una visa por ocho meses.

El ex magistrado fue procesado por no investigar delitos de lesa humanidad cuando era fiscal y magistrado de primera instancia entre 1975 y 1983, y a la espera de ir a juicio, por lo que Bento dispuso su detención, que se activará a partir de la pérdida de la inmunidad de arresto que tenía por su cargo judicial. (Fuente:infobae.com)

Comentarios