Día D en la UNSJ: 3 aspirantes para 2 lugares en el ballotage y angustia en las facultades

Se vota hasta las 9 de la noche. A la medianoche habrá novedades. Hay pocas chances de que algún candidato a rector saque más del 50% con el cual evitar la segunda vuelta. Hay tres con chances: Nasisi, Bloch y Filippa. En las facultades, la emoción está en Sociales y en Filosofía. Es difícil hacer pronósticos. Aquí van algunas observaciones clave. Por Sebastián Saharrea.
jueves, 7 de junio de 2012 · 12:54

No hubo encuestas en la previa de los comicios de la gravitante elección de hoy en la UNSJ. Y no las hubieron porque el sistema es tan intrincado para computar las voluntades, que la precisión con la que se puede anticipar el resultado no ofrece garantías:

-El voto es ponderado de la siguiente manera: un voto de un docente vale 50, un voto de un estudiante vale 25, un voto de un PAU (empleados) vale 12,5 y un voto de un egresado vale el 12,5 restante.

-A eso hay que sumar la dificultad de cada facultad, que con sus diferencias terminan pesando exactamente lo mismo en el cómputo para rector: cada una pesa el 20% de los votos, sin importar que en una haya el doble de votos que en la otra.

-Y a eso hay que sumar la incertidumbre de cuántos electores habilitados para votar irán a emitir su sufragio, especialmente en los apartados de estudiantes y egresados.

Por lo tanto, un pronóstico con una mínima presunción de precisión resulta toda una aventura. Pese a esa dificultad, hay análisis posibles solamente orientados por lo que se huele en el clima universitario de las últimas horas, las decisivas en la campaña.

El primero es que no parece haber un candidato en condiciones de reunir el piso necesario para evitar el ballotage, como sí lo hizo en la última elección Benjamín Kuchen. Hay al menos tres candidatos para ingresar a la definición, que será el viernes de la semana próxima. Uno de ellos sería Oscar Nasisi y los otros dos en condiciones de acompañarlo son Nelly Filippa y Rodolfo Bloch, éste último con mayores chances.

Aquí se produce una particularidad importante porque tanto Filippa como Bloch, en distintos niveles, son adherentes del oficialismo encabezado por el rector saliente. Por lo que se espera que los votos de uno pasen al otro en modo mayoritario, y se plantee la posibilidad de que el segundo del ballotage termine siendo consagrado como rector, algo que no ocurrió nunca en la historia de la UNSJ desde que rige este sistema.

Después está la discusión en las facultades, que son cinco. Hay dos que prometen la mayor emoción. En Sociales se producirá el cruce entre dos ex compañeros de espacio político: Ricardo Pintos y Ricardo Coca. Pintos era decano de Sociales hasta que decidió incurrir en la política –fue secretario del municipio capitalino- y dejó en su lugar a Coca. Ahora, Pintos quiere volver y Coca busca repetir. El pronóstico anticipa una elección muy reñida entre ambos, con escasa diferencia y el aparato político de la facultad que supieron compartido, ahora dividido.

También habrá muchas facturas de cuentas pendientes por cruzarse. Además, Sociales es por lejos la facultad más numerosa de la UNSJ: representa más del 50% de los alumnos de toda la universidad. Menos de la mitad queda para las otras 4.

La otra facultad donde se promete emoción es en Filosofía, porque es la única donde participan más de dos candidatos, y por lo tanto habrá ballotage casi con seguridad. Rosa Garbarino, la ex ministra de Educación de Avelín, es candidata firme a entrar a esa definición.

En las otras tres facultades hay sólo dos aspirantes, y por lo tanto esta elección funciona como ballotage virtual. En Ingeniería, el oficialista Bellini aparece con mayores chances de convertirse en decano. En Arquitectura, el favorito es Roberto Gómez. Y en Exactas, Mario Giménez.

Luego están los restantes espacios de poder del espectro universitario, que también se definen en esta elección decisiva. Por ejemplo, estarán en juego los asientos del Consejo Superior y los Consejos Directivos, que son algo así como los legislativos universitarios. Allí también, cada estamento se juega su representación. Y están los cargos en los centros de estudiantes, que son otro espacio apetecido dentro del sistema de la política universitaria.

Y aparece para el final, en los matices del resultado, el interés de cada agrupación política de las tradicionales que juegan de manera directa o indirecta en la UNSJ. Porque la universidad es el segundo presupuesto más importante de la provincia después del presupuesto de la administración púbica central.


 

Comentarios