Ya no será la más bella

Te contamos detalles sobre la eliminación de la figura de la Reina del Sol

La ministra de Turismo analizó los cambios que se vienen en la nueva edición de la Fiesta del Sol con la elección de la representante provincial.
martes, 20 de agosto de 2019 · 12:36

“Una visión más vinculada a la actualidad, a lo que está sucediendo en el mundo y en la provincia, que pueda hablar de la producción, lo que les permite a ellas estar en otro lugar”, justificó hoy la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan, la decisión oficial de eliminar las figuras de reina y virreina del sol,  para darle paso a las embajadoras del sol.

La ministra detalló que serán dos embajadoras por San Juan las que surjan de la competencia dentro de la Fiesta Nacional del Sol desde 2020 en adelante, pero realmente esa es la función que tendrán ya que cómo denominarán a las elegidas no está definido. “Seguramente se irán turnando en ir cubriendo actividades o irán ambas como hemos hecho con reina y virreina. Vamos a tener dos embajadoras, todavía no está definido cómo lo vamos a denominar”, dijo.

“Creo que lo estético está en algún punto porque es un evento social pero no tiene que ser el factor decisorio y nosotros queríamos cambiar esto, pero para eso hay que cambiar la comunicación desde adentro hacia afuera”, opinó. Y precisó que “creo que es un proceso, no es fácil cambiar una costumbre y no es fácil cambiar algo que se viene haciendo hace tantos años pero estamos dando las herramientas…”

La reina del sol 2018, Joselyn Mauro, recibiendo turistas.

Los atributos, que cargan gran simbología, desaparecerán.  “El primer gran paso de este año es que no hay más capa, corona ni cetro, para ver una mujer vestida actual, hablando de actualidad, sí formada, y la acompañamos en la forma de expresarse”, precisó Grynszpan. Potenciarán la formación para presentación de proyectos. “Creo que en vez de desfilar únicamente que debe hacerlo porque es una persona publica, tiene que contar el proyecto que está representando, y el esquema es verla cómo se desempeña”, analizó.

Además, se hará hincapié en capacitaciones especiales de comunicar ideas, por ejemplo a través de un manejo eficiente de las redes sociales. “Me parece interesante que ellas tengan una formación en redes sociales, en cómo manejarlas y también vamos a ver el interés que ellas puedan tener respecto de informarse de lo que sucede en su departamento para poder comunicarlo. Eso será un elemento importante de la competencia, cómo cuentan su departamento y cómo cuentan su proyecto”, dijo la ministra.

En febrero, las reinas de todo el país que vinieron a la FNS visitaron el Hospital Rawson. También vinieron "embajadoras" de otras provincias. 

Sobre la edad que ya no tendrá limites, Grynszpan expresó que no debería ser un impedimento y que para eso la gente elige. Así, si una mujer de 50 años quiere anotarse, podrá hacerlo, y ganar si demuestra solidez en sus ideas.

¿Qué pasará con los premios? La ministra le dijo a Tiempo de San Juan que se van a repensar. “Las opciones son si se conserva un premio, porque la persona ganadora no tiene un contrato  mensual, sí hay un compromiso de las cosas que debe asumir esa persona que es embajadora, a cambio es este premio; pero también hemos pensado que no gane con ella ese proyecto,  sino visibilizar los 19 y dar algún tipo de beneficio a los 19 proyectos”, amplió.

Las candidatas a reina y virreina del sol 2019 nunca imaginaron que serían las últimas. 

Este es el cambio más drástico que sufre la elección de las soberanas que forman parte de la primera parte de la noche central de la Fiesta Nacional del Sol desde siempre. Pero el mecanismo ha tenido ya virajes, con flexibilizaciones a los requisitos. El primero fue el referente a la altura de las chicas, luego permitieron que se puedan inscribir las que tienen hijos y se amplió la edad máxima; incluso hace dos años que del reglamento se sacó la palabra “nacida” por lo que solo se pide ser mujer para anotarse, lo que le abre la puerta a una persona trans para estar en el concurso. “Quien elige es el jurado y la gente que vota”, concluyó Grynszpan.

Comentarios