Repercusiones

Antonio Olivares sobre Cáceres: "Usó el femicidio de mi hija para hacer política, no me sorprende que lo denuncien por violencia"

El padre de Cristina Olivares, el caso que llevó a San Juan a hablar por primera vez de violencia de género, habló sobre el diputado nacional, quien fuera el primer abogado de la causa. El legislador está acusado de golpear a la dirigente política Gimena Martinazzo.
jueves, 26 de noviembre de 2020 · 21:08

El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Eduardo Cáceres, fue denunciado por violencia de género. La denunciante es Gimena Martinazzo, una conocida dirigente del mismo espacio político. La mujer radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y habló sobre la cadena de episodios violentos que según dijo, la llevaron a realizar la presentación en la seccional. Antonio Olivares es el padre de Cristina Olivares, la joven de 26 años asesinada en manos de su ex pareja y de la novia que tenía en aquel momento Miguel Ángel Palma. Cáceres fue el abogado de la causa judicial. Las cosas no terminaron bien entre Antonio y el diputado, fue por cuestiones políticas. Tras la denuncia contra Cáceres, Olivares fue contundente a la hora de opinar y dijo: "Usó el femicidio de mi hija para hacer política, no me sorprende que lo denuncien por violencia". 

El padre de Cristina contó que Cáceres llegó a él apenas mataron a su hija, que le ofreció sus servicios en forma gratuita. "Me cobró solo los sellados, eso lo voy a reconocer. Me dijo en aquel momento que él iba a salir a dar las notas por el caso de mi hija. A él no lo conocía nadie hasta el caso de mi hija, ahí se hace conocido. Luchaba contra la violencia de género en aquel entonces", recordó.

Luego dijo no sentirse sorprendido por la denuncia radicada por Martinazzo. "No me sorprende para nada, debería renunciar como diputado nacional, hay fallas morales. Eduardo Cáceres me ayudó en la causa de mi hija, pero porque él quería salir en los medios. Al tiempo, terminamos por caminos distintos y le retiré la causa de Cristina", añadió. 

Cristina fue asesinada en el 2012 de 163 puñadas por Rosa Videla, la amante de Miguel Ángel Palma, ex pareja de Cristina y el instigador de una de las peores masacres de la historia policial sanjuanina. Palma fue el concubino de Cristina durante años, años en los que la golpeó innumerables veces, incluso delante de los hijos que tenían en común; años en los que la hostigó y maltrató psicológicamente; años de penuria y tristeza a los que intentaba decirle adiós separándose. 

A Palma y a Videla la Justicia no los juzgó por femicidio pero ambos fueron condenados a cadena perpetua. Cristian Fretes, quien mató a golpes a Estela del Valle Bustos en el 2013, fue el primer imputado por femicidio en San Juan. A Videla se le sumaron más condenas por agresiones en el Penal de Chimbas, por herir a reclusas y amenazar de muerte a una guardiacárceles. 

 

 

 

 

Comentarios