Acuerdo San Juan

Una llamada reservada, para juntar cabezas en Capital

Avanza el capítulo político del Acuerdo San Juan y Baistrocchi logró cerrar una instancia clave. Además, foto de alto voltaje en Chimbas.
domingo, 19 de julio de 2020 · 11:11

Por Daniel Tejada

Canal 13 San Juan

Inmediatamente después de la presentación del Acuerdo San Juan el jueves 18 de junio, el gobernador Sergio Uñac le hizo un pedido especial al intendente Emilio Baistrocchi: que convocara a todos los sectores que habían quedado excluidos del  armado provincial, para aceitar el diálogo y evitar pataleos políticos. Fue un mandato para todos los jefes comunales, pero Capital posiblemente tuviese doble carga por su visibilidad, por ser el centro administrativo, legislativo y judicial de San Juan. Es donde hacen base los principales referentes de la oposición.

A la luz de aquella consigna, fue positivo el bajo perfil que tuvo la mesa de intercambio político el miércoles pasado en Capital. Transcurrió sin levantar polvareda y en sorprendente clima de concordia. Fue en espejo con el resto del Acuerdo San Juan, es verdad, pero hubo una gestión personalísima de Baistrocchi para allanar el camino.  El resultado fue trabajado, no producto del azar.

El intendente llamó personalmente a su rival de las elecciones del 2 de junio de 2019, Rodolfo Colombo, para convocarlo. El gesto fue bien recibido por el líder de ACTUAR, quien hoy permanece muy cercano a los diputados nacionales Marcelo Orrego y Eduardo Cáceres. Es, por lo tanto, un referente necesario en la conversación, más allá de que hoy no ocupe ningún cargo público tras su salida de ANSES.

Baistrocchi tomó la decisión de involucrar a Colombo a pesar de que ACTUAR y el Frente Con Vos tienen representación en el Concejo Deliberante. Iban a estar presentes de una u otra manera. El gesto de convocar a la cabeza del espacio significó extremar la apertura del acuerdo, siguiendo al pie de la letra las indicaciones del propio Uñac.

Lo que hablaron Baistrocchi y Colombo quedó entre ellos. Sin embargo, fuentes cercanas a ambos coincidieron en señalar que tienen diálogo cordial y más frecuente de lo que podría suponerse. Desde el entorno actuarista valoraron el lugar que el intendente le dio a su ex oponente, como la segunda alternativa que votó el vecino de Capital.

En 2019 los guarismos municipales arrojaron la victoria de Baistrocchi con el 48,77% ante el 38,67% alcanzado por  Colombo. Entre ambas fuerzas polarizaron el comicio, dejando al resto de los candidatos valores de un dígito. Alberto Sánchez (Dignidad Ciudadana) terminó con 5,09%, Guillermo Kuchen (San Juan Primero) con 3,58% y Andrés Gazzo (Cruzada Renovadora) con 2,73%.

Todos ellos estuvieron convocados para el diálogo. Sánchez envió al ex concejal capitalino Ricardo Marún. Kuchen asistió en representación del Partido Socialista. Pero Nancy Avelín, que había sido invitada por los organizadores en su calidad de presidenta del partido, no estuvo. Tampoco fue ningún referente cruzadista. Lo mismo pasó con la Unión Cívica Radical.

En términos generales, los presentes consensuaron nueve ejes. Entre otros, desarrollar una "ventanilla exprés" para facilitar las habilitaciones municipales, reactivar el Consejo Metropolitano y sostener la contención social durante y después de la cuarentena. Siguiendo la modalidad del Acuerdo San Juan, Baistrocchi se limitó a escuchar y tomar nota. La siguiente instancia será el cruce de sectores, para iniciar la etapa de conciliación de intereses y así terminar en el documento que Uñac promete convertir en plan de gobierno.

Una fuente muy cercana al intendente dijo que llamó la atención que se hablara tanto de lo tributario, porque en buena medida son decisiones que dependen más de la provincia que del municipio. Baistrocchi está convencido de que no se puede recaudar menos porque cualquier resignación implicaría ir inmediatamente después a golpear las puertas de Casa de Gobierno para pedir recursos. “No es la idea”, remató el jefe comunal en una charla reservada.

Baistrocchi también registró el pedido transversal de más diálogo en el transcurso de la gestión, no solamente ajustado a la convocatoria del acuerdo sino como metodología periódica. Sin embargo aquí se presenta otro obstáculo y es que gobierna quien fue electo para los próximos cuatro años. El oficialismo puede escuchar para tomar las decisiones, pero sin subordinar la administración a un proceso de consulta permanente. Habilitar una mayor influencia opositora en el Ejecutivo Municipal resulta bastante improbable.

Colombo se mostró agradecido y expectante, un par de días después del encuentro político. “Con Orrego nos parece muy bien si no es una puesta en escena, si es concreto. Todos los que podamos aportar algo vamos a estar”, sostuvo el fundador de ACTUAR. Reconoció el “buen gesto” de Baistrocchi  pero trazó una línea: “ahora depende de ellos”, advirtió.

Alineado con Juntos por el Cambio, el ex jefe de ANSES en la provincia reclamó salir de la “antinomia entre la salud y la economía”. Por eso pidió que se dejen de cobrar las habilitaciones de comercios nuevos para “mimar al inversor” y para cuidar el empleo. Por otro lado, buscó mostrarse racional al no plantear una reducción de las tasas municipales en general, entendiendo que la gestión requiere fondearse para poder sobrellevar la pandemia.

Colombo fue específicamente quien promovió el rescate del Consejo Metropolitano. Fue creado cuando Marcelo Lima era intendente y consistía en un ámbito de articulación para los cinco departamentos del Gran San Juan. Hoy está virtualmente desarmado. Los contactos entre intendentes existen por razones naturales de la gestión y por los intereses comunes que van surgiendo. Pero no hay un funcionamiento estructurado ni mucho menos planificado.

En el entorno de Baistrocchi consideran que este Consejo Metropolitano es “una buena idea” pero advierten que nunca prosperó porque en la práctica “necesita alguien que la lidere”. Y siempre aparecen “cuestiones internas y externas” que hacen inviable coronar a uno de los cinco intendentes como anfitrión y relegar a los otros cuatro al lugar de invitados permanentes. Las reuniones entre caciques ocurren igualmente, aunque despojadas de aquella formalidad pensada inicialmente.

Baistrocchi habla cotidianamente con Uñac y comparten impresiones. Ambos midieron una buena reacción en general con respecto al Acuerdo San Juan. Es igualmente una evaluación parcial para un proceso que todavía no cumplió un mes. El intendente capitalino, como sus colegas de los otros 18 municipios, debió ponerse a la cabeza para activar los foros. En su caso particular, ha dispuesto dos horas por la mañana y dos por la tarde para recibir personalmente a distintos sectores. De lunes a viernes, sin pausa.

En Chimbas

Mientras tanto, el jueves en Chimbas Fabián Gramajo también cerró la mesa política municipal dentro del Acuerdo San Juan y lo hizo con una foto de alto voltaje, impensable una semana antes: posó frente a la cámara con Mario Tello a su derecha y Pepe Camacho a su izquierda. Fue el corolario de un llamado que desafió la grieta histórica de ese departamento.

Chimberos. Mario Tello, Fabián Gramajo y Pepe Camacho, el jueves en el Parque de Chimbas.

En ausencia de Tello, el líder del Movicom había lanzado algunas críticas a su gestión cuando se llevó a cabo la primera reunión de la mesa política en el Parque de Chimbas, el miércoles 8 de julio. Las palabras del kirchnerista llegaron a oídos del ex intendente justicialista y el actual jefe comunal tuvo que suavizar las cosas para convencerlo de estar el jueves 16.

Los presentes firmaron un acuerdo que contiene 10 puntos, incluyendo una escuela de trabajo para capacitar a los chimberos en distintos oficios, encarar un plan de ordenamiento territorial, confeccionar un protocolo de emergencia para casos de catástrofes, reforzar la vigilancia con cámaras de seguridad y analizar una reforma de la Carta Orgánica Municipal.

Comentarios