Cinco razones para incorporar el brócoli a la dieta

Es uno de los vegetales imprescindibles. En esta nota, los motivos por los cuales el organismo lo necesita.
martes, 13 de octubre de 2015 · 10:51
El brócoli es uno de los alimentos a los que más se resisten los chicos. Sin embargo, incorporar este vegetal a la dieta desde una edad temprana brinda una serie de beneficios esenciales para el crecimiento de una persona. A la hora de bajar de peso, es uno de los más recomendados. Contiene sólo 23 calorías por cada 100 gramos, menos que medio vaso de leche descremada.

Rico en nutrientes, el brócoli -con tan sólo 100 gramos- proporciona más del 150 por ciento de su ingesta diaria recomendada de vitamina C. La nutricionista Viviana Desanzo (MN 1.275) explicó algunos propiedades positivas que genera el brócoli en el organismo:

Desintoxicante natural

Esta planta contiene antioxidantes, sustancias naturales que permiten la eliminación de toxinas, líquidos y residuos. Asimismo, contrarresta los daños que ocasionan los radicales libres. Consumirlo cuando está bien verde es fundamental, ya que es donde más se aprovechan estos beneficios antioxidantes.

Protege el corazón

Comer brócoli es una gran alternativa para cuidar la salud cardiovascular, ya que la nivelación de grasas permite regular la glucosa, previniendo enfermedades que afectan al corazón. Además, mantiene el colesterol y los triglicéridos en buen estado.

Aumenta las defensas

Vitamina C, minerales y otros elementos integran este magnífico nutriente, lo que resulta favorecedor para aumentar las defensas y fortalecer el sistema inmunológico. A su vez, su alto porcentaje en hierro y proteínas incrementan la hemoglobina y por eso, es un alimento vital para combatir la anemia.

Huesos más fuertes

El brócoli es rico en calcio, zinc, magnesio y fósforo, componentes necesarios para fortificar los huesos y la estructura ósea en general.

Piel nutrida

Esta hortaliza también posee ácidos grasos. Estas sustancias alimentan la piel y la protegen de agentes externos. Su consumo frecuente le otorga a la piel ayuda para prevenir el envejecimiento prematuro.

Cómo consumirlo

Lavarlo bien para que no queden rastros de tierra.
Ponerlo a hervir aproximadamente 5 minutos para evitar la pérdida de los nutrientes.
Es ideal comerlo en sopas y ensaladas.
La doctora Desanzo recomendó consumirlo "tres veces por semana para aprovechar al máximo sus nutrientes".

 

Fuente: Infobae

Comentarios