Investigación en curso

Los tres puntos claves que falta chequear para esclarecer la muerte de Natacha Jaitt

Son el resultado del examen toxicológico, el peritaje a los celulares y la revisión de las cámaras de seguridad del municipio.
jueves, 28 de febrero de 2019 · 11:57

La investigación por la muerte de Natacha Jaitt está a punto de entrar en una recta final. En los próximos días hay tres pasos importantes que pueden esclarecer qué pasó en la suite de complejo Xanadú de Villa La Ñata, el sábado pasado, antes y después del deceso de la modelo. 

Hoy se iban a realizar las pruebas de la muestras de sangre para saber si la modelo había consumido drogas antes de su muerte. Sin embargo, a último momento, el peritaje, que lo iba facilitar la policía, se suspendió y pasó a manos de la Procuración para evitar filtraciones a la prensa. 

Natacha con Raúl Velaztiqui Duarte, ahora detenido por falso testimonio. (Instagram)

Natacha con Raúl Velaztiqui Duarte, ahora detenido por falso testimonio. (Instagram)

Los resultados del examen toxicológico serán clave para entender qué ocurrió ese día y acercarse más a las verdades causas del deceso sorpresivo de la modelo mediática.

Al parecer, Jaitt no podía consumir cocaína porque estaba tomando pastillas como parte de un tratamiento psicológico. Sin embargo, según se supo después, las cámaras internas del lugar la muestran sobre un espejo consumiendo, aparentemente, drogas. 

También se revisarán las imágenes de las cámaras de seguridad del municipio, para saber si Gustavo Andrés Bartolín, alias "Voltio", salió un momento de la habitación y se fue a comprar droga, como dijo en su testimonio. Esto, de comprobarse cierto, podría abrir una segunda causa paralela sobre suministro de estupefacientes o narcotráfico.  

El empresario paraguayo confesó que mintió en su primera declaración.

El empresario paraguayo confesó que mintió en su primera declaración.

También falta realizar el peritaje a los celulares de Natacha y Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, quien en su primer testimonio había dicho que no había agarrado el aparato de la modelo, pero después se supo, por las cámaras de seguridad, que se lo llevó a su auto. Justamente por esto, lo denunciaron por falso testimonio y ahora está detenido. 

El examen toxicológico también es importante en otra causa. En enero de este año, Natacha y su abogado, Alejandro Cipolla, recorrieron los tribunales porteños para denunciar que la vedette había sido víctima de violación. Jaitt acusó a dos hombres, el cineasta Pablo Yotich y su amigo Maximiliano Giusto, de abusar de ella en el departamento de Yotich en Belgrano mientras estaba inconsciente luego de beber un trago con una sustancia desconocida, según su denuncia.

Por esa denuncia, Jaitt fue sometida a pericias forenses que determinaron que había consumido clonazapem y cocaína, aún cuando lo tenía prohibido enfáticamente por sus médicos. La explicación que dio Cipolla estos días, ya con Natacha fallecida, fue que esas drogas se las habían hecho consumir sin que la mujer se diera cuenta.

La familia de Jaitt denuncia que su muerte fue un homicidio.

La familia de Jaitt denuncia que su muerte fue un homicidio.

Esta causa está en manos del doctor Martín Yadarola, titular del Juzgado Nº4, quien busca encontrar alguna conexión entre el expediente que instruye y la causa que investiga la muerte de Jaitt, a cargo de los fiscales Sebastián Fitipaldi y Diego Calegari. Esta semana, Yadarola envió un oficio a Fitipaldi y Calegari para requerir cualquier dato relacionado a pericias toxicológicas y anatomopatológicas así como el reporte de autopsia.

El juez busca conocer las sustancias en el organismo de Natacha al momento de su muerte para saber si existió el sábado pasado una situación similar a la que la actriz denunció en enero: haber sido drogada y violada.

El miércoles declaró Lissa Vera, ex integrante del grupo Bandana y amiga de Jaitt. La artista fue citada para que cuente cómo era la relación laboral que existía entre la víctima y el empresario paraguayo. Según reveló ella misma, Vera es amiga y tenía proyectos en común tanto con Jaitt como con Velaztiqui.

De acuerdo a la investigación, Vera tuvo dos encuentros en las últimas semanas con Jaitt y Velaztiqui en los que se gestó la reunión en la que falleció la actriz. Fueron el 31 de enero y el 14 de febrero, este último en el restaurante La Tía Ñata, de la localidad de Benavídez, en el que el dueño del lugar les compartió el contacto del dueño de Xanadú, Gonzalo Rigoni (45), también implicado en la causa.

Fuente: Clarín

Comentarios