Historia

Transformaron en arte el dolor por la muerte de una compañera

Se trata de los alumnos de la escuela Benito Lynch, de Astica, quienes resultaron premiados en el concurso literario “San Juan escribe”. Gracias a un proyecto docente, los estudiantes de sexto año crearon poesías cargadas de sentimiento. Por Natalia Caballero.
viernes, 30 de octubre de 2015 · 07:37
Por Natalia Caballero
nacaballero@tiempodesanjuan.com

Con los ojos brillantes, a punto de estallar en un llanto colmado de tristeza y emoción, los alumnos de sexto año de la escuela Benito Lynch, de Astica, recibieron en la Cámara de Diputados una distinción por su participación en el concurso literario "San Juan Escribe”. La particularidad de este premio es que les llega tras haber creado poemas en homenaje a una compañera de clases, Lourdes Romero, quien murió este año tras darle batalla a una larga enfermedad. La idea de transformar el dolor en poemas fue de la docente Analía Fernández y de la directora de la institución, Elsa Tejada. 

No fue nada fácil comenzar la charla. Ninguno de los miembros de la comunidad educativa Benito Lynch pudo contener las lágrimas cuando recibieron la distinción en la Legislatura. Fue un lindo homenaje para Lourdes, pero a todos les hubiera gustado que ella estuviera con ellos. "Hoy  cuando recibimos esta mención y escuchamos su nombre fue muy fuerte. Pensamos que son regalitos que Lourdes nos sigue dando desde el cielo”, dijo muy emocionada la seño Elsa, como le llaman sus alumnos. 

Lourdes tenía 11 años. Vivía en Astica, Valle Fértil, junto a toda su familia. Tenía diabetes y a lo largo de su corta vida la enfermedad le deterioró varios órganos. En agosto pasado estuvo peleando entre la vida y la muerte, pero finalmente falleció. Durante la internación de la pequeña, sus compañeros de clase organizaron cadenas de oración para pedir por la recuperación de la niña.

La seño Elsa recordó cómo vivieron en la escuela la internación de Lourdes. "Nosotros oramos por ella, estuvimos acompañando a su familia para tratar de colaborar en su recuperación. Dios decidió llevársela, nos deja a nosotros un dolor muy grande, por la ausencia. Pero día a día notamos su presencia que nos ilumina, nos acompaña y buscamos desde la escuela sacar de los chicos los sentimientos y uno de estos modos fue a través de la escritura”, narró. 

Fue así como surgió la idea de llevar el duelo, siempre todos juntos en comunidad. Además de los poemas que presentaron en el concurso literario, los niños también hicieron pinturas, esculturas y todo tipo de expresiones artísticas. "Fue una manera linda para que ellos pudieran dejar un mensaje, dejar asentado que ella estuvo siempre con ellos. Pudieron expresar todo lo que sentían, se desahogaron todo lo que tenían en el corazón”, explicó la maestra de sexto año, Analía. 

Mientras las maestras cuentan cómo llegaron a la Cámara de Diputados, los niños escuchan atentamente. Cada uno con un vaso de jugo en la mano prestan atención a sus señoritas. Luciana, una hermosa niña de rulos negros, no pudo contener las lágrimas y mientras escuchaba su mirada trasmitía toda clase de sentimientos. Esta cronista quedó hipnotizada, por la fuerza que emanaban esos enormes ojos marrones. Tan chiquita, pero tan fuerte a la vez. 

Aunque recibieron una distinción, los alumnos de la escuela Benito Lynch no lograron publicar sus poemas. Las docentes quieren que las obras se transformen en un libro. Esperando ese regalo del cielo de Lourdes, la comunidad educativa de Astica partió rumbo a su localidad. Seguro saldrán adelante, con la convicción de que han aprendido una lección de vida. 

Galería de fotos

Comentarios