Tras la rescisión de contrato a la empresa Green

Se destrabó la Ruta 40 Sur: cuándo relicitan la obra que dará decenas de puestos de trabajo en San Juan

Desde Vialidad Nacional dieron detalles sobre lo que se viene ahora que se puede retomar el proyecto de autovía que conecta con la provincia de Mendoza. El dilema de las expropiaciones.
jueves, 27 de mayo de 2021 · 11:41

En Vialidad Nacional celebran que tras meses de arduas gestiones se pudo destrabar la obra de la Ruta 40 Sur que está parada desde hace casi un año y medio.  Se dio tras la rescisión del contrato de la empresa Green que abandonó los trabajos tras declararse en convocatoria de acreedores, lo que generó una maraña legal que estuvieron resolviendo hasta esta semana, cuando el Estado logró desvincularse de la firma mendocina para poder avanzar. Habrá que relicitar y los costos se elevaron pero la obra finalmente verá la luz. Si todo sale como está previsto, a principios de 2024 los sanjuaninos podrán ver terminado un tramo y ver muy avanzado el segundo, camino a Mendoza. 

Se trata de la obra que consiste en convertir en autovía -no es autopista- la Ruta 40 Sur en los departamentos de Sarmiento y Pocito, en el tramo II comprendido entre Tres Esquinas y Cochagual y en el tramo III comprendido entre Cochagual y Calle 8, sumando ambos unos 50 kilómetros. El Estado tenía dos opciones: o conseguía que Green cediera el contrato a otra empresa, lo que no se logró porque si bien había varias constructoras interesadas, tenían pretensiones adicionales, con lo que la decisión más conveniente para Vialidad Nacional fue rescindir, lo que se logró recien ahora porque mucho dependía de la Justicia mendocina. 

Según dijo a Tiempo de San Juan el titular de Vialidad Nacional local, Jorge Deiana, el tramo que podrá relicitarse antes porque tiene la documentación lista es el que está más al Sur, el de Tres Esquinas a Cochagual de unos 26 kilómetros, para lo cual esperan poder hacer la convocatoria en no más de 6 meses. El otro tramo, entre Cochagual y Calle 8, demorará más en iniciarse, pero en algún momento los trabajos irán a la par. Este segundo llamado prevé hacerse en no más de un año. Cada tramo demandará alrededor de dos años de trabajo con lo que el primero, si se empiezan las obras en diciembre próximo como busca Vialidad, se podrá terminar en diciembre de 2023. El otro, 6 meses después probablemente. 

La diferencia en los plazos, explicó el funcionario, tiene mucho que ver con las expropiaciones pendientes, entre otros factores administrativos. Si bien una obra se puede iniciar con unas pocas de ellas en trámite, en el tramo III quedan demasiadas. En la sección II, de alrededor de 50 resta hacer sólo 12 expropiaciones, pero del otro tramo falta ejecutar unas 350, que la repartición está intentando que sean menos, modificando el proyecto en la parte de colectoras por ejemplo, para simplificar la obra.   

Lo acordado esta semana incluye el mantenimiento en conjunto entre las vialidades nacional y provincial del actual camino a medio hacer, que ya trae dolores de cabeza desde hace meses cuando fue abandonado por la empresa que contrató la gestión macrista. Estas tareas son para evitar accidentes y mejorar la transitabilidad, además de conservar lo poco que quedó hecho por Green, que avanzó en no más del 28% en el tramo sarmientino y 9% en el tramo pocitano. La gestión de Mauricio Macri contrató las obras con esta empresa que ofertó un 20% por debajo del presupuesto oficial y comenzó los trabajos cuando quedaba tamaña cantidad de expropiaciones sin concretar. Así, habrá mucho que resolver de acá a fin de año, sin hablar de las reparaciones que debieron hacerse este año de urgencia dada la grieta que abrió el terremoto de enero. 

Este plan de transformación de la Ruta 40 Sur se complicó aún más con la grieta que se abrió con el terremoto del 18 de enero y que fue arreglada en tiempo récord. 

En todo este tiempo de parate, Deiana y su equipo aprovecharon para mejorar el proyecto original, que es casi un rediseño completo, con lo que no se hará la misma ruta que la adjudicada en 2017. En el nuevo trazado, se eleva la Ruta 40 para que las transversales pasen a nivel. Eso implica menos expropiaciones y el tránsito local tiene "permeabilidad" por sobre la Ruta 40. En general se hace al revés porque es más barato, pero en este caso se busca "castigar" menos el tránsito local y las cargas, lo que es fundamental para la vendimia.

En lo estético y funcional, la autovía quedará similar a cómo se hizo en la Ruta 40 entre Calle 5 y Calle 8, pero con menos frecuencia de intersecciones a desnivel importantes. En los nuevos tramos los cruces con calles clave son más espaciados. Entre Tres Esquinas y Cochagual las intersecciones se harán en Media Agua, Colonia Fiscal y Cochagual. En la otra sección habrá "entradas" en Carpintería, Calle 14, Calle 11 y quizá un cruce más de otra envergadura entre las calles 11 y la 8. Un cambio importante, para aguantar las crecidas que tanto problema traen, es el levantantamiento de las rasantes para que las alcantarillas sean lo suficientemente importantes y se harán defensas principalmente en la zona de Media Agua para que las crecidas no impacten de lleno en la ruta.  

El tiempo perdido por el incumplimiento de Green también traerá un aumento considerable del presupuesto, ya que originalmente cada tramo costaba unos 1.000 millones de pesos y ahora cada uno está cotizado en alrededor de 4.000 millones. El tramo entre Tres Esquinas y Cochagual tiene compromiso de financiamiento por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, que esta semana fue confirmado que sigue vigente, dijo Deiana. El otro tramo tiene compromiso de ser pagado con fondos del tesoro nacional. 

El dato que más expectativa trae es la cantidad de mano de obra que generarán estos trabajos. En cada uno de los tramos se prevé la toma de unos 200 trabajadores, es decir, 400 obreros con trabajo estable por dos años. Y esto sin contar el factor multiplicador, ya que indirectamente serán muchos más, teniendo en cuenta desde mecánicos para atender la maquinaria hasta proveedores de todo tipo de material que demandará esta histórica transformación de la Ruta 40 Sur, que promete arrancar de una vez por todas.  

 

Comentarios