Contado por sus protagonistas

La nostalgia detrás de la remodelación del Súper

Después de 57 años, el Súper pasará a ser un paseo comercial moderno. Y si bien el trabajo empezará en tres años, la nostalgia ya empieza a sentirse en quienes llevan toda una vida trabajando en el clásico sanjuanino.
martes, 02 de abril de 2019 · 10:25

Por Pablo Amado

La remodelación ya es un hecho. Así lo asegura Miguel Gómez, uno de los propietarios del Súper con más historia en la provincia de San Juan. “Siempre tuvimos la ilusión de un día hacer algo grande, y es por eso que ahora podemos decir que vamos a construir con una empresa muy importante, un edificio donde va a haber departamentos, un shopping en el entre piso y aclarando que el patio de comida lo vamos a mantener, pero este proyecto, que es ambicioso, va a demorar un tiempo. Por eso es importante decir que no vamos a cerrar de un día para el otro, sino que vamos a avisar”. La aclaración es importante teniendo en cuenta que el público sanjuanino es fiel a una tradición de muchos años. Y es por eso que el cambio se dará de aquí a tres años y será de manera gradual.


De todas maneras, la nostalgia por el sitio cargado de historia ya se empieza a sentir. De ser uno de los únicos bodegones del país, que trajo una infinidad de personalidades del arte, la política y el deporte, a ser un edificio que pronto tendrá una estética moderna y que, inevitablemente perderá esa magia que lo envuelve en las viejas chapas.

Objetos que perduran en el tiempo.

Roberto Petrasani (74) es uno de los primeros carniceros que estuvo siempre en el mercado y opina que “he visto de todo por acá, he trabajado más de las tres cuarta parte de mi vida en el Súper y aquí ya somos como una familia, con los clientes y con los que trabajamos hace un tiempo y bueno, después de esta noticia no creo que vuelva a trabajar. Porque yo ya tengo 74 años y ya creo que con esto del nuevo mercado, también ha llegado un fin de ciclo para mi negocio”.

La historia del Súper vive en los recuerdos de personas que como Petrasani, vieron pasar las personalidades más destacadas del deporte, la cultura y la política nacional.  Artistas y políticos que venían específicamente a comer una paella o a tomar un vermut de paso, pero que no se perdían la oportunidad de conocer la mística que hay en cada local.

Roberto Petrasani (74).

Miguel Gómez afirma con orgullo que en la Cantina de los Gómez “pasaron todos, desde sus inicios estuvo monseñor Sansierra, Leopoldo Bravo, Escobar, Gioja, gobernadores como De la Sota, Schiaretti o el ex presidente Carlos Menem. También pasaron artistas como el Palito Ortega, ese pelado del rock (en referencia a Gustavo Cordera, ex vocalista de la Bersuit), entre los que me acuerdo ahora”. Entre los tantos que vinieron también se destacan el caricaturista Tito Nigro, el poeta Leonidas Escudero, el boxeador Goyo Peralta, que según  Gómez “venía acá porque era amigo de Gallerano que tenía pescadería. Y se tomaban juntos su vermut, con don Tulio del Bono”. Otro de los artistas fue el actor y productor Darío Vittori que vino muchas veces, como así también todo artista español que pisara San Juan, terminaba cantando y bailando en lo de Los Gómez. Figuras del TC 2000 que venían en grupo a comer un asado o una paella a precios populares.

Miguel Gómez (2da generación de Cantina Los Gómez).

Roberto Castro, quien está al frente de una de las avícolas más antiguas del mercado, nos cuenta entre risas el día en que conoció al campeón Goyo Peralta: “Me acuerdo que no tenía este puesto yo, sino que trabajaba allá en el fondo en una pescadería grande que había, y vino Goyo Peralta, mire los años de lo que le digo. El venía de pelear por el título mundial y yo estaba trabajando allá atrás y bueno, fue hermoso, gracias a dios lo pude conocer por que yo lo admiraba” afirma con una sonrisa y una mirada de nostalgia de recordar la visita del campeón como si fuera ayer. Roberto al igual que muchos de los trabajadores del mercado opina que “uno se encariña en este lugar, porque tenemos una muy buena clientela, que viene a comprar dos o tres veces por semana y uno se termina encariñando, eso es lo más lindo del mercado”.

Roberto Coria, lleva años trabajando en el mercado.

"Hay emociones encontradas en mi parte, primero la nostalgia, el nerviosismo de que se va a cerrar y las expectativas que se vienen. Por un lado la ilusión de que se va hacer algo hermoso que es lo que todos pretendemos. Ósea que son emociones encontradas que son difíciles de digerir a esta altura de mi vida” afirma Miguel Gómez por las remodelaciones que ya son un hecho en el Súper.

  

Parte de la 3ra generación de Los Gómez. 

El Súper empezó a construirse en 1962 y tardó dos años en terminarse. Nació de la mano de Jorge Estornell, quien junto a su socio Gugliotto concibieron la idea de una galería con locales comerciales. Don Antonio Gómez padre fue el primero en comprar los dos primeros junto a un socio, don Máximo Oviedo, cuya viuda en 1964 se los vendió totalmente. Gómez, quien empezó como mozo, pensó siempre en comida española, con vinito y a degustar desde el taburete, a la usanza de las tapas de Madrid. Un domingo empezó a hacer paella hasta que se convirtió en el clásico de todos los días. Hoy el negocio va por la tercera generación con los hijos de Antonio y Miguel que encaran el negocio. Gerardo, Gonzalo y Gastón son el futuro de una generación de gastronómicos que marcaran los libros de la historia del bodegón más importante de San Juan.

Pasillos que respiran historia.

Además “hay que decirle a la clientela sanjuanina de la cantina, que no se cortará en ningún momento la producción de comida, incluso cuando se haga el traslado, Los Gómez seguirán funcionando” afirma el gastronómico de la cocina española. No de la misma manera los otros comercios que están hace años, y que dependiendo en cada caso, cerraran o tendrán que mudarse del barrio. Unas 80 familias son las que trabajan en la feria hoy en día. Y algunos de ellos como el caso del carnicero, dejan su trabajo cuando el mercado se adapte a la normativa que le exigen los controles.  

Comentarios