Curiosos hallazgos

Una inusual cantidad de víboras venenosas sorprende en San Juan

 En poco más de un mes se dieron tres casos de serpientes peligrosas que fueron atrapadas tras causar pánico.
miércoles, 20 de marzo de 2019 · 15:18

En San Juan es común encontrarse con víboras llamadas ratoneras, que son inofensivas para el humanog, pero en los últimos 40 días se dieron 3 casos de aparición de serpientes venenosas en la provincia, lo que es muy infrecuente. Desde la Policía Ecológica, el subcomisario Pedro Amarfil dijo que están sorprendidos por la frecuencia con la que se han dado estos hallazgos, que por suerte no se cobraron ninguna vida humana aunque sí la de un perro.

Se trata de una yarará y dos cascabeles, especies que no se ven con frecuencia en estos pagos, pero que pueden vivir en el campo, ya que suelen habitar lejos de los lugares poblados prefiriendo las zonas montañosas y desérticas.

Una de las cascabeles apareció ayer en el colegio Francisco Ríos de Páez, ubicado en Carpintería, en Pocito. Allí la zona es rural y la víbora apareció en la escuela. La otra cascabel causó pánico en Caucete en una vivienda de del Barrio San Juan III, donde incluso mató a un perro que tenían como mascota en el lugar. La yarará la encontró una persona en su mochila en Rawson, luego de haber estado en la montaña en Zonda.

En todos intervino la Policía Ecológica, quien capturó vivos a los particulares animales y los llevó al Parque Faunístico donde los biólogos hacen valoraciones más específicas sobre las serpientes.

El subcomisario Amarfil explicó que es frecuente que intervengan en estos casos,  pero que les ha extrañado la cantidad de venenosas y en tan poco tiempo, lo que no tiene a esta altura del año ninguna otra lectura.

Sobre la actitud que debería tener la gente si encuentra una víbora, a simple vista la forma no redonda sino triangular de la cabeza suele dar señales de que es venenosa, por lo que se recomienda no intentar atraparla. “Mejor que se escape antes de que muerda a alguien”, expresó. “La gente si ve una serpiente huye y por desconocimiento tratan de matarla o anularla para que no los agreda, pero es mejor que no hagan nada, más si no se sabe si es agresiva. Incluso por la cascabel no sé si la provincia tiene antídotos para ese tipo de mordeduras”, analizó en diálogo con Tiempo de San Juan.  La Policía Ecológica cuenta con pinzas para atraparlas pero muchas veces cuando llegan al lugar de los hechos los vecinos ya las han puesto en botellas de plástico o vidrio.

Los especímenes encontrados gozan de buena salud, en manos de los expertos del Faunístico, dos de ellas de tamaño considerable y una pequeña.

Comentarios