FINAL FELIZ

Benjamín Sánchez: el picarón que le devolvió la alegría al Barrio San Martín

El pequeño de 5 años ya se encuentra en su casa junto a su familia. Benja empieza una nueva vida luego de estar desaparecido durante 22 horas y caminar alrededor de 21 kilómetros en la zona árida de la Laja.
miércoles, 20 de marzo de 2019 · 20:39

Juguetes tirados por el pasillo, cuadernos abiertos con marcadores sin capuchón, cartuchera desarmada con lapices sobre la mesa y dos paquetes de galletas dulce a medio comer. Indudablemente que la alegría del hogar era inconmensurable al tener a Benja otra vez con ellos.

"Anoche dormí como un bebé". Frase picarona de un niño de 5 años que sobrevivió tras estar desaparecido por 22 horas y haber caminado alrededor de 21 kilómetros en una zona árida de la Laja, en el departamento de Albardón. Además, relucía con orgullo la tablet que le regaló su abuelo para que juegue sin parar al Plantas versus Zombies 2.

Su mamá, Andrea Quiroga, contó como es la nueva vida de Benjamín Sánchez: "Todavía no es consciente de lo que le pasó. Todavía no regresa a jardín. Solamente está en casa jugando con sus juguetes, la tablet y dibujando con sus hermanas".

Con respecto al recibimiento que estuvo Benja, Andrea recordó: Desde que pisamos el barrio los vecinos lo recibieron con pancartas y regalos. Todos se acercaron a saludarlo. También, sus amigos de jardín le enviaron muchos saluditos por su regreso. Mi hermano se fue a jugar un campeonato de fútbol a Jujuy y sus compañeros de equipo le pidieron que corriera 21 kilómetros como Benja". 

La mamá cómo fue su primera noche en casa "En la noche comimos fideos porque es su plato de comida favorita. Después, decidimos todos acostarnos juntos en una cama. Nos abrazamos y nos quedamos dormidos. Esta mañana nos sentíamos en paz y contento al saber que estamos reunidos de nuevo".

Con respecto a su estadía en el hospital, Andrea detalló: "Estaba tranquilo en la cama. A Benja no le gusta la leche pero cuando el trajeron un tazón lo tomó y dijo que estaba rico. También, comió zapallo y otras verduras. Esta mañana me volvió a pedir leche; así que ahora es un fanático de los lácteos y las verduras". Dijo entre risas la mujer y sus hijas.

Benja siguió jugando con la inocencia propia de su edad. A veces miraba de reojo hacía su mamá y sonreía. Luego, a sus hermanas se acercaba con dulzura y le susurraba al odio con su cara picarona. la casa está de fiesta porque su regalón está de vuelta. Tal vez vuelvan a dormir todos juntos pero ya tienen la certeza que esas 22 horas de angustia ya quedaron en el pasado.

33
91%
Satisfacción
4%
Esperanza
0%
Bronca
2%
Tristeza
2%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios