Polémico procedimiento

Presunto abuso policial: hay investigación interna, no denuncia penal

Cuatro uniformados son investigados en Control de Gestión. Los supuestos damnificados los denunciaron en ese organismo, pero aún no hay denuncia en la fiscalía.
miércoles, 16 de mayo de 2018 · 12:37

Tres de los supuestos damnificados y un testigo del polémico procedimiento en el que unos policías dispararon y golpearon a unos jóvenes en Rivadavia, denunciaron las presuntas agresiones de los uniformados en la Subsecretaria de Control de Gestión.  Esto se suma al sumario abierto inicialmente tras conocerse las imágenes del operativo. Por ahora hay una investigación interna en la fuerza contra cuatro policías, pero no una causa penal  dado que hasta el momento no había denuncia en la fiscalía de turno.

Todo comenzó el domingo a la mañana cuando una patrulla del Comando Urbano intentó parar a dos jóvenes que viajaban en una moto Honda 150cc por calle Sargento Cabral, frente al Barrio FUVA, Capital. Según la versión policial, los motociclistas hicieron caso omiso a la orden policial y escaparon, desatándose una persecución que terminó en Benavidez, al Oeste de Cipolletti. Ahí supuestamente el conductor abandonó la moto y corrió hacia un taller, mientras que el acompañante, de apellido Flores (22), fue detenido por los uniformados. En esos momentos los policías efectuaron disparos con una escopeta e hicieron al conductor del rodado, de 17 años, que resultó herido. El escándalo se hizo más grande cuando salieron dos conocidos de los jóvenes para frenar a los uniformados y  fueron tirados al piso y golpeados.

Parte de estas escenas fueron grabadas por la cámara de seguridad de un comercio y difundidas públicamente. Ahora son las pruebas del supuesto mal accionar de los policías. El conductor de la moto es menor y salió por los medios denunciando la agresión y mostrando las heridas producto de los perdigones.

En la Policía dicen que creían que los de la moto eran ladrones y que escaparon. Lo cierto es que tanto el adolescente como los otros tres jóvenes fueron detenidos por resistencia a la autoridad. Posteriormente, el menor fue entregado a sus padres y otros dos, de apellidos Flores (22) y Guevara (23), quedaron en libertad el martes a la tarde tras iniciarle un expediente contravencional. La moto fue radiada debido a que era conducía por el adolescente y no poseía carnet. El cuarto, de apellido Mallea (25) y que sería dueño de la moto, también tiene la misma causa, pero permanecerá detenido a raíz de que tiene un pedido de captura por una condena de 4 días de arrestos por una contravención.

Luego de conocerse las imágenes del procedimiento y la denuncia de supuesto abuso de autoridad, la oficina de Control de Gestión abrió una investigación interna contra los dos policías del Comando Urbano que protagonizaron la persecución y dos policías del GERAS que llegaron en su apoyo.  El sumario puede derivar en sanciones como días de arrestos.

Todavía no hay causa penal contra los uniformados porque aún no había denuncia penal en las fiscalías de turno. Lo que sí se supo es que el adolescente, los otros dos detenidos y un supuesto testigo hicieron la denuncia en Control de Gestión por la supuesta agresión de los policías.

Comentarios