televisión

¿Te acordás de ella? Mirá qué fue de la vida de María Amuchástegui

Un "inconveniente" que nunca se supo si fue ral o mito la alejó de las pantallas para seimpre.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 08:27

Si en Estados Unidos, la famosa actriz Jane Fonda popularizó los programas de televisión con rutinas fitness para hacer gimnasia, en Argentina, María Amuchástegui fue la pionera de un formato que gozó de mucho éxito en la década del '80. La profesora de educación física y conductora coqueteó con la fama hasta un trágico escándalo que, lentamente, la desplazó de un centro de protagonismo, estigmatizándola durante su vida. Víctima del rumor mediático, Amuchástegui fue juzgada por una situación que le ocurrió al aire y que desde los medios la maximizaron.

Nacida en Buenos Aires, el 14 de marzo de 1953, María se crio en una familia de artistas de la música: mientras su padre tocaba el bandoneón, la guitarra y componía tangos, su madre, cantaba. Pronto, sus intereses mutarían al campo de las destrezas físicas y la educación física. Desde los catorce años viajó una vez por año a Estados Unidos, donde aprendió la técnica Fitness, se perfeccionó en "Workout" y en los "Jeans Aerobics" y se especializó en "Tap Dance"; herramientas que traería a Argentina para masificarlas.

A principios de los '70, abrió una escuela de baile de tap en Buenos Aires logrando llegar a los 600 alumnos, entre los que se encontraron Antonio Gasalla, Soledad Silveyra, Cecilia Rosetto y Carlos Perciavalle. Un número impensado dado que el género de baile nunca tuvo demasiada repercusión local.

La popularidad no le llegaría hasta los '80, década que la vio brillar en la televisión gracias a su recordado debut en el programa humorístico "Mesa de noticias", de Juan Carlos Mesa. Como el recibimiento fue bueno, la carrera de María Amuchástegui escaló hasta tener, en 1983, su propio ciclo en ATC, "Buen día salud". Estuvo hasta 1986. Luego, en los viejos Canal 11 y 13, se puso al frente del programa Buen día María, con un tinte más periodístico. En su programa estaba acompañada por el doctor Eduardo Lorenzo Borocotó, que aportaba datos sobre salud, mientras Amuchástegui -quien también era profesora de aerobics- hacía gimnasia acompañada por un grupo de chicas a las que llamaron Las Marías.

Siendo cara de numerosas marcas y una celebridad reconocida de la farándula argentina, la carrera de María se estrelló en la mitad de la década de los '80 debido a un escandaloso rumor que, lentamente, la sacó de los medios. De manera brusca, pasó de ser la "Jane Fonda criolla" a ser recordada como la mujer que tuvo un desaire escatológico al aire en su programa "Buen día María". Situación que negó haberse tirado en reiteradas ocasiones y entrevistas con periodistas.

"Nunca se me escapó. Ni frente a la cámara ni afuera. Tengo control absoluto", remarcó, en un programa de archivo del programa "La Biblia y el Calefón" (1999), conducido por Jorge Guinzburg. Según Amuchástegui, en la producción del programa le habrían jugado una mala pasada con el sonido que la dejó fuera de juego en los medios.

Fuera de la pantalla por más de una década, en el 2000 -y luego de una participación en el ciclo "Sábado Bus", de Nicolás Repetto- María Amuchástegui tuvo un repunte mediático, con un ciclo en Canal 9 y algunas participaciones en "CQC" y "Cuestión de peso". Con trabajo, pero sin el reconocimiento popular negado por un rumor. Fue recién en 2012, gracias a la serie de Underground "Graduados", su momento de reivindicación más notorio. En la ficción de Telefe protagonizada por Nancy Dupláa y Daniel Hendler, María Amuchástegui interpretó a la profesora Miravelli, una docente de danza. Una aparición gloriosa que le devolvió el calor de los años laborales de más crecimiento.

En el ámbito personal, en 1985 contrajo matrimonio con el polista Juan José Alberdi, en una boda que fue cubierta por todas las revistas de actualidad. Juntos tuvieron un hijo, al que bautizaron con el nombre de su padre: Juan José. Además, en 2005 Amuchástegui se lanzó a la escena musical con su propio disco de baladas románticas, "Camino de espejos".

María Amuchástegui falleció a los 64 años en el Sanatorio de la Trinidad, de San Isidro, donde pasó dos meses internadas tras un violento ACV. Tiempo atrás le habían diagnosticado cáncer de pulmón. 

 

Comentarios

Otras Noticias