En Buenos Aires

Aberrante: golpeó y abusó de un nene de casi dos años, lo condenaron

La víctima fue el hijo de su pareja. La indignante excusa que el agresor dijo para tratar de tapar lo que había hecho.
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 11:30

Un hombre de 34 años que golpeó salvajemente y abusó sexualmente del hijo de su pareja -de un año y diez meses- en marzo de 2017 fue condenado a catorce años de prisión tras un debate que se realizó en diciembre pasado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4.

Para llegar a juzgar y condenar el accionar de Juan Manuel Borrelli fue fundamental la tarea que durante los primeros momentos de la investigación llevó adelante el personal policial que acudió al llamado de un vecino y la labor de los profesionales que atendieron a la víctima en el Hospital Materno Infantil.

En sintonía con el pedido del Ministerio Público Fiscal los jueces Gustavo Fissore, Jorge Peralta y Alfredo Deleonardis hallaron a Borrelli autor penalmente responsable de los delitos de lesiones graves y abuso sexual con acceso carnal agravado por su condición de cuidador aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo, ambos en concurso real entre sí.

El sujeto de 36 años –que fue detenido el mismo día en que un vecino alertó a la policía- seguirá alojado en la Unidad Penal 15 de Batán.

La visita que permitió descubrir el horror

Según la hipótesis del fiscal Juan Pablo Lódola la tarde del 8 de marzo de 2017 un vecino se acercó a la vivienda que Borrelli compartía junto a una mujer –sus datos se mantienen en reserva para evitar identificar a la víctima- y los hijos de esta, de tres años y un año y diez meses de edad en la calle San Francisco de Asís al 6100.

Un vecino del imputado fue quien esa tarde llegó a la vivienda para ayudar al imputado a colocar un motor de agua prestado, por lo que golpeó la puerta y esperó que lo atendieran. Grande fue su sorpresa cuando Borrelli abrió la puerta con el nene en brazos y ambos estaban completamente desnudos. El imputado dijo que iba a bañarlo porque se le había caído al piso, pero al notar que la espalda del nene tenía una gran cantidad de moretones decidió llamar a una vecina que pasaba caminando por el lugar.

Cuando la vecina ingresó al lugar el imputado le preguntó dónde quedaba la sala de salud del barrio porque el nene se había caído. La mujer hizo referencia a que ninguna cama es tan alta como para provocar las marcas que se veían a simple vista por lo que Borrelli ensayó una nueva excusa y dijo que capaz le había pegado la hermana mientras él estaba durmiendo. Esa respuesta generó que rápidamente los vecinos le avisaran lo sucedido a un patrullero que recorría la zona. 

(Fuente: https://www.0223.com.ar)