Curiosidades

¿Opinólogos?: estos son los 5 mitos que seguro escuchaste durante el embarazo

Si escuchaste a alguien decir "¡no comas pescado!" o "Si no sacias tu antojo le saldrán manchas" es sinónimo de que estás o estuviste embarazada alguna vez. Aquí algunos mitos que se caen, como las opiniones que nadie pidió.
jueves, 22 de octubre de 2020 · 11:46

Seguramente en alguna etapa de tu embarazo o el de tu pareja, escuchaste a algún familiar o amigo o quizás alguien de la cola en el supermercado que tire su innecesaria y contundente opinión acerca de los clásico "síntomas" del embarazo.


Lo cierto es que son muchas veces, mitos o creencias erróneas que terminan por asustar o generar malestar en los padres y sobre todo en la mujer que gesta, quien está transitando una de las  etapas más caóticas y emotivas de su vida.


Si alguna vez escuchaste decir a alguien alguna de estas frases prestá atención y seguro te vas a sentir identificada:  


1. "Deberías comer por dos":

Aunque existen estudios que evidencian que las embarazadas deban subir algo de peso durante la gestación, lo que todos los expertos ponen en común es que no hay por qué "comer por dos". De hecho, es fundamental llevar una dieta sana y equilibrada que aleje a las mamás y a los bebés de algunas enfermedades posteriores. Del mismo modo, una alimentación sana no consiste en comer de todo, pues existen algunos productos prohibidos, como los embutidos y crudos si la embarazada no está inmunizada contra el parásito de la toxoplasmosis.


2. "No deberías hacer ejercicio":

Cada embarazada es un mundo: ella, su bebé y las circunstancias de ambos son las que deben determinar el tipo de rutinas a seguir durante la gestación. Así, siempre que la salud lo permita, es adecuado que practiquen algunos ejercicios suaves, como yoga, natación o Pilates, que ayuden a mantener el peso y aliviar algunos dolores, como los de espalda o pelvis. No obstante, es una decisión que siempre debe tomarse bajo la supervisión del especialista que lleva el embarazo, que será quien mejor pueda determinar el tipo de deporte y el tiempo durante el que deba practicarse.


3. "La forma y altura del vientre pueden indicar el sexo del bebé":

Estas medidas las proporciona en realidad el tamaño del músculo abdominal y la posición en la que está acomodado el feto. Aunque las creencias populares apuntan que las pancitas más pequeñas y el aspecto cansado de la madre son indicativo de que el bebé va a ser niña; mientras que las voluminosas y la "cara de la embarazada "revelan que será niño, no hay ninguna base científica en esto.


4. "Antojos = manchas":

Las manchas de nacimiento no tienen nada que ver con los antojos; aunque éstos últimos sí, en un aumento en las posibilidades de que el bebé presente sobrepeso u obesidad. Tres de cada cuatro embarazadas siente en algún momento la irrefrenable necesidad de comer un alimento concreto, bien sea dulce o salado. A pesar de lo frecuente de esta demanda , no existe un consenso científico sobre si los antojos son debidos a carencias nutricionales, a un impulso psicológico, a las náuseas de los primeros meses, a la sensibilidad olfativa o a una actitud primaria de las embarazadas para lograr protección o atención por parte de su alrededor. Eso sí, lo que está claro es que, resulte o no, estas apetencias no producen ninguna mancha en la piel de los bebés.


5. "Tenés acidez porque le está saliendo mucho pelo al bebé":

"Bebé con mucho cabello y el ardor de estómago" es el claro ejemplo de un mito clásico sobre el embarazo. La acidez o ardor de estómago de la mujer embarazada no tiene ninguna relación con el hecho de que el bebé tenga mucho cabello. La realidad es que estas molestias estomacales se deben principalmente al crecimiento de la progesterona, una hormona que aumenta durante la gestación.


Es importante que sepas que todas tus dudas sólo debés evacuarlas con tu medico obstetra o ginecólogo y que la opinión de personas que no son profesionales no suma nada al desarrollo saludable de tu embarazo. 

Comentarios