Luego de 11 años, al fin supo quién es

jueves, 17 de septiembre de 2015 · 20:54
Pasó once años sin saber su propio nombre ni adónde había nacido, sin entender por qué un día despertó junto a un contenedor de basura y no recordaba nada de nada: tenía amnesia retrógrada y no existían datos sobre su persona en todo el país. Pasaron once años de todo eso, sin embargo gracias a un especialista que estudió su caso por más de dos años, el hombre sin nombre pudo recuperar su verdadera identidad.

Este increíble caso, difundido por el diario británico Daily Mail, tiene su comienzo en 2004, cuando una empleada de un local de Burger King en Richmond Hill (Georgia, EE.UU.) lo encontró inconsciente en un contenedor de basura. El hombre estaba golpeado, y estaba completamente desnudo, sin documentos, con diversas quemaduras por la exposición al sol y casi sin visión debido de las cataratas que padecía.

 
Rápidamente fue conducido a un hospital, en donde adoptó el nombre de Benjamín Kyle, debido a que el recinto asistencial ya tenía entre sus pacientes a otro sujeto sin identidad que como es costumbre en ese país son llamados Jon Doe.

Una vez que fue asistido por personal médico, comenzaron las preguntas de rigor y la sorpresa fue que Benjamín no supo contestar sobre su historial médico porque simplemente no tenía la más remota idea de quién era y cómo es que había aparecido en esas condiciones. Finalmente los especialistas le diagnosticaron amnesia postraumática, y pese a que se le tomaron las huellas dactilares, no se pudo determinar quién era, no existía para las bases de datos de personas en EE.UU..

Su desesperación llevó a Benjamín a inscribirse en el listado de personas reportadas como desaparecidas, convirtiéndose en el primer "buscado” en registrarse personalmente.

Esta particularidad no pasó inadvertida para los medios de comunicación, que tomaron el caso a la espera del añorado reencuentro de Benjamín con su verdadera familia. Sin embargo, nadie apareció y a la larga espera de la prensa perdió interés en su historia con el paso de los años.

Pero ahora la historia volvió a dar un giro. Cuenta el Daily Mail que un especialista estudió su caso por más de dos años y logró descubrir su verdadero nombre, la fecha de nacimiento, el lugar de origen y hasta la religión de su familia.

De todas maneras Kyle asegura que todavía no está preparado para revelar su nombre verdadero. Sabe que dejó de ver a su familia en el 76 y que desde entonces nunca más tuvo comunicación con ellos. Relata que se tiene que preparar emocionalmente y luego sí, contarle a todo el mundo quién es.

 


Comentarios