Escándalo escolar

¿Truchaban títulos secundarios en el Colegio Superior de Rawson?

 El Ministerio de Educación de San Juan investiga el accionar de una administrativa que ya fue separada del cargo y que tiene antecedentes en “truchar” diplomas.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 13:13

En el Ministerio de Educación investigan si una empleada del Colegio Superior Número 1 de Rawson es responsable de haber falsificado certificados de terminación del Secundario con el plan Fines. La mujer es la misma que el año pasado se descubrió que había creado un título, en el mismo establecimiento, de Profesor en Tecnología, que requiere 4 años de cursado, beneficiando a su hijo que nunca apareció por las aulas.

La investigación en curso fue ratificada hoy por el ministro de Educación, Felipe de los Ríos y por tres directoras de área que manejan el caso: María Buttazzoni  (Educación Secundaria), Patricia Gutiérrez (Educación de Adultos) y Graciela Ortega (Educación Superior).

En Educación Superior ya se terminó el sumario y derivó en una denuncia penal contra la mujer, de la que no trascendió su identidad por el caso del título de Profesorado en Tecnología que fabricó la mujer para el hijo. Esto culminó en septiembre del año pasado, y ella fue trasladada a tareas en el área biblioteca, hasta que se aclarara su situación judicial. La presunción es la mujer también estuvo manejando certificación, en un rol que no le correspondía, de alumnos del plan de terminación de estudios conocido como Fines, para gente del grupo que le quedan materias adeudadas.

Se investiga si esta empleada falsificó documentación y si lo hizo a cambio dinero, beneficiando a alumnos que no habrían rendido el examen final correspondiente. Este certificado da a la persona por finalizado el ciclo secundario.

La empleada fue separada del cargo de la biblioteca en abril último y desde agosto se decidió suspender el plan Fines en el Colegio Superior de Rawson, siendo sus alumnos redistribuidos a otros establecimientos para continuar sus estudios, según confirmó Gutiérrez.

“A partir de la denuncia que hubo en Superior, sobre las irregularidades con un título, se empieza a mirar el caso en Secundaria. No tenemos certeza de si hubo títulos apócrifos, es lo que se investiga”, agregó la Directora de Educación de Adultos del Ministerio.

“Se presume que hay algunas adulteraciones pero la persona que estaba encargada de plan Fines es la misma persona que trabajaba en nivel superior y por eso se hizo la investigación. Se está investigando desde 2009 los alumnos que han rendido porque ella está en la institución desde ese año.  Ella no tiene firma, era referente, los responsables ahí son los directivos y se está analizando todo eso”, agregó Gutiérrez.

La directora confirmó que se están revisando los títulos de todos los alumnos egresados de Fines del grupo que adeudan materias de los últimos 10 años. Cuántos son no precisó pero promedio hay por año 10 certificados que se entregan en esa escuela. Habría copias de libros que dan cuenta de exámenes rendidos que no se corresponden con los libros matrices. Incluso se investiga si hay alumnos que nunca pisaron la escuela que obtuvieron su diploma. “Son muchos alumnos y muchos años, también ha habido pérdida de documentación, lo que nos trae muchos inconvenientes”, agregó.

La mujer  señalada,  en 2018 ya tenía comprobado que falsificó un título pero recién en abril de este año fue separada de la institución. Según explicó Ortega, mientras estaba la investigación fue a la biblioteca, y esa investigación llevó 4 meses hasta septiembre, cuando se recibió otra denuncia que advertía que manejaba papeles, entonces se empieza una nueva investigación. También se tiene en la mira es si la rectora del establecimiento estaba al tanto de los manejos de la mujer.  

Según fuentes calificadas en ese análisis de certificaciones desde 2009, hasta 2018 estaría normal y desde ese año en adelante hay presunciones que empezó con la maniobra y sólo un caso hasta ahora que podría ser de adulteración de certificado. No obstante, se recibieron varias denuncias de que la mujer cobraba por los títulos. No se ha logrado establecer aún si fue un negocio por eso se están buscando testimonios de gente que hasta tendría recibos.

La mujer, contratada, sólo se debía dedicar a labores administrativas, por lo que de la investigación también devino una revisación de la situación vincular de los miembros de la institución, es decir, una puesta en claro del esquema de funcionamiento, para saber qué tareas hace quién dentro del sistema organizativo. El organigrama es claro, y se intenta definir qué rol tuvieron u omitieron los demás miembros de la conducción de la escuela, desde la rectora a los secretarios.

Más de

Comentarios