en la cuerda floja

Qué pasó con los empleados de Garbarino en San Juan y en qué quedó la venta 'salvavidas'

Tras los cierres de sucursales en el país, las que están situadas en la provincia aún sobreviven y aguardan por el cambio de manos que todavía no se produjo y que representaría la conservación de los puestos de trabajo.
lunes, 7 de junio de 2021 · 12:05

Después de que se produjeran cierres de sucursales en otras partes del país, como consecuencia de la crisis económica que se atraviesa por la pandemia, la situación de los trabajadores sanjuaninos de Garbarino no se modificó demasiado en las últimas semanas, a la espera de que la venta de la cadena se realice y los puestos laborales no sufran ningún tipo de afectación. 

Según dio a conocer la titular del Sindicato Empleados de Comercio, Mirna Moral, los empleados de las dos sucursales que están instaladas en San Juan  -una en la peatonal del centro y la otra está en un paseo de compras de Capital- están regresando a sus lugares de trabajo tras haber sido citados por la empresa que durante todo el 2020 los licenció. 

"Luego de la vacunación, tenemos entendido que están recuperando a los trabajadores que fueron licenciados y que cobraban el 75% de sus salarios, se están reorganizando", indicó la dirigente sindical, quien también se refirió a la posible venta de la cadena de electrodomésticos y electrónica. "Hasta el viernes, la operación no se produjo, el contrato no se ha firmado, a pesar de que suponíamos que ya era un hecho", sostuvo. 

Acorde trascendió en medios nacionales, Carlos Rosales (el dueño de la empresa), dirigente del club San Lorenzo de Almagro y propietario de Radio Continental, vendería la compañía a Facundo Prado, dueño de Supercanal Airlink, la operadora de televisión por cable e Internet con 750.000 abonados y presencia en 14 provincias.  

El diario El Cronista publicó días atrás que las negociaciones se encontraban avanzadas y que, ya finalizado el período de evaluación de la viabilidad del negocio, se firmaría el pre-acuerdo en la primera semana de junio. Sin embargo, eso todavía no sucedió. Previamente se había dado por sentado que la venta se había concretado, pero desde el SEC aclararon la confusión. 

Expectantes por esa venta 'salvavidas', los trabajadores que dependen de ello aún no se toparon con la buena nueva de la firma. "Como son al menos cinco empresas las que componen a Garbarino, entre ellas está la tarjeta, viajes y Compumundo, quizás el comprador no quiere el total de las firmas y por ello hay demoras en la operación", señaló Moral. 

Fueron las medidas de fuerza de los trabajadores de otras sucursales las que promovieron sus posteriores cierres y, por ello, los sanjuaninos optaron por continuar las actividades sin ningún tipo de freno. En los primeros días de mayo, hace un mes atrás, se cerraron cuatro sucursales en Rosario y ello despertó la preocupación por estas latitudes. No obstante, hasta el momento, permanece la tensa calma y se afianza la esperanza de los empleados. 

 

Comentarios