Francia derrotó 2-0 a Alemania en París por amistoso FIFA

viernes, 13 de noviembre de 2015 · 19:40

La selección de fútbol de Francia se impuso 2-0 a Alemania en un amistoso internacional que se vio ensombrecido por la serie de ataques que estremecieron hoy a París.

El encuentro, disputado en el Stade de France, se jugó mientras una serie de ataques dejaban al menos 18 muertos en la capital francesa, según informaron medios locales.

En el primer tiempo se escucharon dos fuertes explosiones cerca del estadio y varios helicópteros sobrevolaron la zona, aunque el partido transcurrió según lo previsto. La arena está ubicada en la zona de Saint Denis, en el norte de París.

Mientras transcurría el encuentro, los medios locales informaban sobre varios ataques en París, donde se registró un tiroteo en un restaurante del centro y una toma de rehenes en un auditorio.

En cuanto a lo futbolístico, el partido se resolvió con goles del conjunto local sobre el final de cada tiempo.

 
 


Olivier Giroud, antes del final del primer tiempo, y el ingresado Andre-Pierre Gignac, sobre el cierre del encuentro, marcaron los goles de Francia, anfitrión el año próximo de la Eurocopa.

Previo al partido, una falsa alarma de bomba obligó hoy a la selección alemana de fútbol a desalojar durante dos horas el hotel en el que se hospedaba en París.

Los jugadores y el cuerpo técnico tuvieron que abandonar el hotel en el barrio parisino de Boulogne y continuar con los preparativos para el choque en el vecino centro de tenis de Roland Garros, donde se disputa el Abierto de Francia.

Francia derrotó 2-0 a Alemania en París por amistoso FIFA

La policía registró con perros adiestrados el edificio del elegante hotel "Molitor Paris" y dio luz verde para el regreso de la delegación germana..  

 
 
 
 
 

 

LA PREVIA

Las acusaciones de soborno para hacerse con el Mundial de 2006 tienen a la Federación de Alemania inmersa en una catarsis que esta semana se cobró la cabeza de su presidente, Wolfgang Niersbach, cuya dimisión es sólo el último capítulo de un serial que parece apuntar al mayor ídolo del fútbol germano, Franz Beckenbauer.

En Francia, el embrollo judicial en el que están envueltos dos de sus principales figuras, Karim Benzema y Mathieu Valbuena, copó los titulares de la prensa local. Ninguno de los dos jugadores fue convocado para el partido, después de que el delantero del Real Madrid fuera imputado en la causa por un supuesto intento de chantajear a Valbuena con un video sexual.

En este ambiente se medirán mañana las dos potentes selecciones europeas en un partido amistoso en el gigante Stade de France de París, sede de la final de la Eurocopa el 10 de julio de 2016.

Los dos seleccionadores ven en el partido una oportunidad de probar cosas y sacar conclusiones, aunque una victoria de prestigio le vendría muy bien a cualquiera de los dos.

"Para mí todo está dirigido a la preparación directa de la Eurocopa. Aquí se trata de probar, ver, ensayar, independientemente de los resultados", advirtió el técnico campeón del mundo, Joachim Löw.

"Jugamos en el Stade de France", añadió. "Para todos nosotros es también una buena oportunidad de vivir el ambiente en este estadio.Francia es para mí uno de los máximos favoritos para este verano. En este aspecto, el partido tiene para nosotros un sabor especial".

Tras una "difícil clasificación", el entrenador de 55 años empieza ahora ante los galos y cuatro días después ante Holanda la planificación concreta de la conquista del título europeo, tanto de jugadores como de logística.

París es una oportunidad para experimentar, por lo que el técnico aún no tiene todo decidido. "Hay seis, siete posiciones que están claras. En tres o cuatro todo es posible", advirtió.

Una de las posiciones fijas debería ser la de Sami Khedira junto a Bastian Schweinsteiger en el centro del campo, con lo que el jugador de la Juventus volvería al equipo después de una larga ausencia por lesiones. "Creo que está otra vez listo", señaló Löw.

También podría ser una oportunidad para el debut de Leroy Sané, que sería el jugador número 77 que se estrena con Löw. La presencia en el campo del atacante Mario Gómez después de 14 meses sin jugar con la selección es todavía una incógnita.

El seleccionador francés, Didier Deschamps, consideró el duelo como "un duro test", pero quiso quitarle importancia al resultado. "Todavía no estamos bajo presión", advirtió.

La situación no es fácil para el entrenador, que intentó evitar todo lo posible el espinoso asunto de Benzema y Valbuena para centrarse en lo deportivo.

Desde su eliminación del Mundial de Brasil, con una derrota por 1-0 en cuartos de final precisamente ante AlemaniaFrancia disputó 14 encuentros amistosos, de los ganó nueve, entre ellos un 1-0 en el Stade de France ante el defensor del título europeo, España.

"Hemos mejorado. Pero cuando uno mira las derrotas, como ante Brasil o Bélgica, podría pensar de otra manera", advirtió Deschamps. "No obstante, el objetivo es estar en forma en la Eurocopa. Ahí es donde veremos definitivamente si hemos mejorado".

Valorar noticia

Comentarios