Segunda ola

Presencialidad voluntaria en San Juan: desde el Gobierno explicaron cómo afectará a los docentes

A partir del lunes próximo, se implementará el nuevo sistema. Un grupo de maestros descontentos ya realizaron un bocinazo. Un funcionario del Ministerio de Educación dio el detalle sobre cómo funcionará.
jueves, 3 de junio de 2021 · 22:46

El Gobierno local presentó un nueva alternativa para la educación en tiempos de pandemia. La presencialdad cuidada voluntaria fue el acuerdo al que llegaron las autoridades del Ministerio de Educación provincial con los tres gremios docentes paritarios, Udap, Uda y Amet. Es una modalidad idéntica a la que se venía aplicando, pero con el condimento de la voluntariedad de los padres, quienes puede decidir si enviar a sus hijos al establecimiento escolar u optar por la virtualidad completa. Un grupo de incipiente formación sindical salió a repudiar la medida. Desde el Gobierno evacuaron las dudas para mitigar la disidencia. El puntapié será el 7 de junio. 

Este jueves, ex docentes autoconvocados, ahora nucleados bajo el nombre de Sindicato Docentes Unidos, que aún no tiene personería jurídica ni es miembro paritario, realizó un bocinazo en las inmediaciones del Centro Cívico. Pidieron que se desestime la modalidad, que según ellos obliga a los maestros a hacer un "doble trabajo". Así las cosas, el director de Educación Secundaria del Área Técnica del Ministerio, Orlando Blanchero, explicó cómo funcionará el sistema y desestimó que los educadores trabajen más. Incluso, para el funcionario, ni siquiera hay una nueva metodología, sino que es la misma desde el 1 de marzo, con la bimodaldad, pero "ahora se ha explicitado el carácter voluntario". 

Reclamo. Un grupo de docentes participó de un bocinazo para rechazar la presencialidad cuidada voluntaria. Foto: gentileza de Eliana Balmaceda.

"No hay una doble carga porque el proceso de mediación pedagógico es uno", refirió, e especificó que "al existir esta presencialidad cuidada, que es voluntaria, el papá puede decidir que el estudiante no asista. Esto conlleva que la parte del proceso de formación pedagógica de la presencialidad, al no estar, va a necesitar de guías pedagógicas y de un proceso paralelo". Blanchero comparó esta nueva situación con la que se venía dando: "Es lo mismo que se estaba cumpliendo en forma intermitente. Era una semana de presencialidad y una semana de virtualidad, con el mismo grupo, con la misma burbuja".

Sobre cómo se aplicará formalmente, Blanchero dijo que aún hay equipos técnicos que debaten el punto por punto. Pero adelantó que no será en simultáneo. Habrá una parte sincrónica "que es cuando estoy en la presencialidad o estoy conectado de forma remota en el mismo momento que el estudiante" y otro asincrónico, "cuando el alumno recibe las guías que está elaborada por el docente en el mismo momento de mediación pedagógica". 

Para simplificar, el funcionario local dio un ejemplo. "Si el docente durante una semana tenía una burbuja con doce niños, quizá pase a tener una con diez o con siete. Ahora, a la siguiente semana va a tener una asistencia de quince o dieciséis vía remota". Además, continuó, "los que elijan la virtualidad va a tener actividades programadas y planificadas en ambas semanas: habrá desarrollo de guías y presentaciones". Sólo el proceso de evaluación es el que se puede "complicar", siempre que "sean muchos los niños incorporados a la virtualidad". 

Por esto, es que Blanchero dijo entender, pero no compartir los reclamos de algunos maestros. "Esta manifestación se basa en incertidumbre, que tenemos todos, pero no está basada en hechos concretos. Hay que esperar al lunes", señaló. 

 

 

 

Comentarios