polémico caso

Freno al aborto: la disputa matrimonial ¿se traslada a la Justicia?

Después de que la Cámara Civil fallara a favor del progenitor que pretende evitar la IVE, un abogado defendió la postura de la gestante y le pidió a la autoridad que revise su dictamen.
martes, 4 de mayo de 2021 · 18:00

El polémico caso que podría marcar un precedente a nivel nacional, que tiene a un matrimonio sanjuanino enfrentado por un aborto, se encamina a la judicialización y por ello la disputa de pareja podría trasladarse al ámbito de la Justicia Civil, tras la presentación que realizó un abogado en favor y en representación de la gestante cuestionada. 

Frente a la Cámara de Apelaciones en lo Civil, el Dr. Reinaldo Bedini presentó un recurso de reposición con el objetivo de que la autoridad reconsidere el dictamen que favoreció a Franco S., el progenitor que pretende impedir el aborto legal de su esposa. Es que, después de que la jueza Amanda Días rechazara el pedido de medida cautelar para frenar la Interrupción Voluntaria del Embarazo, los abogados que patrocinan al hombre apelaron esa resolución y el tribunal superior le dio la derecha. 

La Sala III de la Cámara, integrada por los jueces Juan Carlos Pérez, Juan Carlos Noguera Ramos y Sergio Rodríguez, concedió la cautelar y ordenó que la gestante no se hiciera -momentáneamente- el aborto, reconociendo derecho al progenitor que busca preservar la vida de su hijo. A partir de ello, el caso que tuvo alcance nacional inició un camino hacia la intervención judicial, como nunca antes sucedió, incluso, desde que la ley está vigente. 

En representación de la gestante que por primera vez activó acciones legales, Bedini intervino en la cuestión con la aplicación del recurso que tiende a romper la resolución judicial con el fin de sustituirla por otra y que resulta un remedio de impugnación tendiente a que el mismo tribunal que dictó la resolución la modifique por considerarla perjudicial para la mujer. 

"Habiendo sido notificado de la cautelar dictada, viene por el presente a denunciar el cumplimiento imposible de la medida, toda vez que se practicó la interrupción voluntaria de su embarazo. Asimismo, solicita sea revocada la misma por contrario imperio por resultar manifiestamente lesiva para la presentante", indicó en su escrito. 

Además, el letrado insistió: "Con un razonamiento que carece de lógica, la Cámara entendió que en el caso existía verosimilitud del derecho del actor. Sin embargo, lo cierto es que la verosimilitud del derecho no está dada por cuestiones fácticas, como la existencia o no de un embarazo en curso, ni tampoco por el hecho de si está acreditada o no la voluntad de la persona gestante de interrumpir ese embarazo conforme le permite la ley. Por el contrario, refiere a si el cónyuge, en este caso el actor, tiene o no un fundamento jurídico para ejercer un derecho a impedir que otra persona ejerza los derechos que le confiere la ley 27.610".

En su fallo, la Cámara afirma que cuando existe desacuerdo entre los progenitores, cualquiera de ellos puede acudir al juez competente. Por consiguiente, entendió que dicha norma habilita que la justicia dictamine y resuelva en cualquier caso en que exista desacuerdo sobre la continuidad o interrupción de un embarazo. 

Tras cuestionar la resolución de la autoridad, de tildarla de absurda y de asegurar que confunde a la sociedad, pidió que declare inaplicable las reglas para resolver los disensos de los cónyuges relativas al matrimonio civil, al aborto legal. "Especificando que es voluntad exclusiva y personalísima de la mujer, ejercer la opción de interrumpir o continuar un embarazo dentro del término previsto por ley", agregó. 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios