Marquesado

Qué sanción podría recaer sobre el dueño de los perros que mataron a un niño de dos años en Rivadavia

El Juzgado de Faltas castiga con una multa y el magistrado decide qué se hace con los animales, incluso la legislación permite solicitar la muerte del can considerado peligroso. Paralelamente, se puede iniciar una acción legal en la Justicia ordinaria.
jueves, 5 de septiembre de 2019 · 09:55

El 4 de septiembre un niño de dos años, Sahir Peñaloza, murió luego de ser atacado por una jauría en Marquesado, Rivadavia. Todos los animales son propiedad del dueño de la casa vecina a la del pequeño. Paralelamente al proceso judicial dentro de la Justicia ordinaria, en los Juzgados de Faltas se castiga a los dueños de animales que no cumplen con la legislación vigente. Al propietario de la jauría se le podría aplicar una multa de entre $3.000 y $4.000 e incluso el magistrado puede solicitar hasta el sacrificio de los animales si se determina que es un can mordedor.

La legislación vigente relacionada con la tenencia de animales establece que no se puede tener mascotas en propiedades dentro de las cuatro avenidas y fuera de las cuatro avenidas, está permitido tener hasta dos perros y dos gatos. Si bien en plena Capital no se cumple con la normativa, si recae una denuncia que sea tomada por los Juzgados de Faltas se puede obligar al dueño de la mascota a entregarla. La ley dice que los cerramientos deben ser acordes al animal para que no salga como así también prohíbe que los perros salgan a la calle cuando el dueño llega y abre la cochera, por ejemplo. Finalmente, la ley indica que los canes deben contar con el calendario de vacunas. 

En cuanto a las multas que aplican en materia animal dentro de los Juzgados de Faltas, Enrique Mattar dijo que la principal causa es la salida del animal de la vivienda que habita, luego la amenaza de mordedura y finalmente, la mordedura. Además de exigirse cerramientos adecuados, se aplica esta sanción económica de hasta $4.000. 

Cuando se determina que el animal tiene un hábito mordedor, se le pide primero actuación de oficio al Ministerio de Salud Pública para que verifique en qué estado de salud está el perro. Luego, para casos considerados irrecuperables, el magistrado puede solicitar el sacrificio de la mascota. El 60% de las mordeduras en San Juan son provocadas por perros que tienen dueño. 

Comentarios