miércoles 28 de septiembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Detrás de escena

"Y que todo arda", donde el entrenamiento, dedicación y el arriesgarse montan una obra

Cómo fue montar Y que todo arda para un escenario tan imponente como el Teatro del Bicentenario y el proceso creativo, de la mano de su director e intérpretes.

Por Celeste Roco Navea 2 de septiembre de 2022 - 17:29

El próximo sábado 10 de septiembre se estrena “Y que todo arda”, la obra de teatro escrita y dirigida por Juan Francisco López Bubica que tuvo un proceso de construcción y montaje donde ponerle el cuerpo fue la prioridad para hoy estar donde están. A días del estreno, tanto intérpretes como director de la obra repasan cómo fue el montaje de la obra, las horas de trabajo como así también el “detrás de escena”, aquello que el público no ve el día de la función, pero que mereció horas entera de trabajo, entrenamiento y reflexión.

En escena estarán Javier Cerimedo, Anahí del Valle, María Andrea Huertas, Silvio Guevara, Lulo Milán, Raúl Paez, Mati Puig y Guille Teroel. Algunos de ellos comentaron a Tiempo de San Juan cómo viven la previa al estreno, como así también cómo es el día a día.

Conocé el detrás de escena de "y que todo arda"

Por su parte, el autor y director, Juan Francisco, señaló que el texto de “Y qué todo arda” surgió en 2020, tras haber ganado una beca junto a Dana Botti. “Nuestro proyecto era convocar a dramaturgos sanjuaninos para escribir obras que partieran de una temática o un hecho disparador de San Juan. Yo tomé el caso Torraga, la adulteración de los vinos. Un año anterior había trabajado un personaje que no habla y me gustó la idea de fusionar ambas cosas”, señala. Durante esos años se instaló nuevamente en la provincia (residía en Buenos Aires en ese momento) para acompañar y cuidar a su madre que transitaba una enfermedad terminal. De nuevo en la tierra que lo vio nacer y crecer, Juan Francisco comenzó a transitar el texto de la obra no solo desde la ficción, sino también desde su experiencia, su historia familiar, e incluso su sexualidad. “Así fue decantando y apareciendo estos personajes de la familia Green, donde está la historia de su hijo, Juan Paul, que conoce a un chique no binarie y surge la pregunta de la sexualidad del hijo, de la traición, del pueblo, del que dirán”, comenta.

La construcción de la obra comenzó cuando el texto quedó seleccionado en el marco de la convocatoria abierta del Teatro Nacional Cervantes Produce en el país 2020. Posteriormente, se abrió el casting, que se realizó entre el 11 y el 15 de abril, donde se presentaron más de 60 artista de la provincia con aspiraciones de formar parte del elenco que iba a estar integrado por 8 personas.

IMG_2536.jpg

Los sanjuaninos que quedaron seleccionados comenzaron con los encuentros la primera semana de julio. Juanfra define el trabajo como intenso, hermoso, caótico y hasta conflicto por algunos momentos. “No apareció tanto el disfrute porque al ser tan acotado el tiempo, dos meses para montar algo tan grande y de cero. Hoy lo que puedo decir es que ha sido intenso, han sido muchas horas de trabajo, físicas, mentales, emocionales, porque fue otra vez volver a San Juan, donde se cruza lo personal y eso puedo definirlo como intenso”, apunta.

Entrenamiento, largas horas de convivencia, lectura de texto y repaso de escenas o incluso las horas completas. Así es el trabajo que los ocho intérpretes junto con Juanfra están teniendo todos los días de 14 a 20 horas. Durante la primera semana el texto quedó al margen, ya que la prioridad era el conocerse, no solo entre ellos sino también cuáles eran las disponibilidades y cualidades que los actores ofrecían para la escena. Cada uno de los interpretes había sido elegido en base a un perfil que ya estaba establecido en el texto, pero era el momento de ver cómo la persona se apropiaba del personaje y a la inversa.

IMG_2596.jpg

Luego se continuó poniendo el foco en el entrenamiento físico, leyendo el texto que ya debían llevar aprendido, coreografía de la obra, composición de escena, pruebas de vestuario, reuniones con la técnica, iluminadores, caracterizadores, sonidistas, escenografía y el resto de áreas que son fundamentales para la concreción del proyecto.

Tras dos meses de arduo trabajo, comienza la recta final para el estreno. Al respecto, Juanfra hizo mención sobre lo que ello le genera. “Se me bifurcan las expectativas por varios lugares. Por un lado, expectativa con relación al público y sus reacciones. Ver cómo se lee la obra, porque hasta ahora estamos medio encapsulados y el teatro se termina de completar con el otro, con el público, con quien mira. Hay una expectativa donde me gustaría que el trabajo guste, pero también interesa un montón quien disiente con el trabajo. Me interesa lo que pueden opinar sobre la mirada en particular, sobre la situación en cuanto a la temática, pero también que se vea el montaje”.

IMG_2570.jpg

Y continua “por otro lado tengo la expectativa de ver este grupo de actores frente a este desafío, porque es un grupo que está formado para esto, que va a ser efímero, y en ese trabajo de dos meses uno forma vínculos. Yo disfruto mucho de ellos, y así sufro también viéndolos a ellos en la escena, poniendo el cuerpo, la voz a esos personajes que pensé cuando los escribí. Mi expectativa con ellos es grande, porque se pone a prueba el proceso que fue entre ellos y conmigo”.

Si bien la obra se estrena el próximo 10 de septiembre a las 22 horas en el Teatro del Bicentenario, Juanfra se permite reflexionar sobre lo que le deja la experiencia vivida. “Claramente me gusta afrontar grandes desafíos, creo que es algo muy grande y me hago autovaloraciones, me hace pensarme en mis procesos como intérprete, mirando a los actores, y mi proceso como director. Me deja un montón de preguntas, un montón de cosas. Me podría pasar horas hablando de lo que me deja, porque es un proceso que abarca mucho, pongo todo trabajando en esto. Me deja que soy un gran profesional, que soy un luchador, un entusiasta. Me deja o me confirma estas cosas, que me encanta entusiasmar a otres. Con hermosos y grandes momentos. Vamos a ver lo qué pasa con el público, finaliza.

IMG_2575.jpg

Y que todo arda subirá a escena el sábado 10, jueves 15, viernes 16 y sábado 17 de septiembre, a las 22 horas en el Teatro del Bicentenario. Las entradas ya pueden adquirirse en las boleterías del teatro. Participarán también en la construcción detrás de escena Victoria Balanza en la coreografía, Gabriel Dávila Kurbán en el diseño de sonido, Tachi Sáez en el diseño de iluminación, el vestuario de Tania Viglione y escenografía de Negra López.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Para que se puedan realizar las mediciones anuales correspondientes ya se hizo un primer vuelo la semana pasada.

Las Más Leídas

En Rivadavia: volvió a caer el joven adinerado, esta vez con cocaína y un arma de fuego
Así quedó la camioneta de Rodrigo Cid. Mirá el video.
Un periodista y fotógrafo sanjuanino fue denunciado por una joven por violación
Boleto de colectivo: definieron el aumento ¿de cuánto y desde cuándo?
Para que se puedan realizar las mediciones anuales correspondientes ya se hizo un primer vuelo la semana pasada.

Te Puede Interesar