Inspección ocular

Joven prostituida por su madre: inspeccionaron la habitación donde supuestamente violaban a la víctima

Por el momento, hay cuatro detenidos: la madre y tres hombres que habrían tenido relaciones con la denunciante, a cambio de dinero.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 22:01

Durante la mañana de este lunes, se llevó a cabo una inspección ocular en el domicilio de la mujer acusada de prostituir a su propia hija. Está ubicado en Villa Maturano, en Capital y supuestamente a esa vivienda llevaba a los hombres que luego violarían a su hija, a cambio de dinero.

Según fuentes de la investigación, la víctima hizo una descripción del lugar donde sufría las violaciones que denunció. Afirmó que se trata de una habitación, ubicada en el fondo del domicilio. Acorde a lo relatado por las fuentes, esa descripción coincidiría con lo examinado por los efectivos de la Policía Científica.

Cabe recordar que la muchacha, que ahora tiene 24 años, denunció a su madre por haberla prostituido durante más de 15 años. Aseguró que, al menos, estuvo con 10 hombres, se quedó embarazada en dos oportunidades, uno se lo hizo abortar con pastillas -según declaró- y el segundo lo terminó teniendo, un chiquito que ahora tiene 9 años. Sobre ese pequeño, se intenta determinar quién es su padre.

La causa salió a la luz hace poco más de una semana y, como primera medida, detuvieron a la madre y a uno de los supuestos violadores, identificado como Juan Carlos Chaparro. Ambos, defendidos por Filomena Noriega, declararon y negaron todo. Sin embargo, la jueza de Garantías, Verónica Chicón, los condenó a 6 meses de prisión preventiva, mientras se investiga el caso.

La madre está acusada de abuso sexual con acceso carnal agravado, en calidad de partícipe necesario; corrupción de menores agravada y explotación de la prostitución infantil en calidad de autor, todos en concurso real. Chaparro está imputado de abuso sexual con acceso carnal agravado, corrupción de menores, y promoción de la prostitución infantil, conjugados por las reglas del concurso real, en calidad de autor.

A los pocos días, detuvieron a otros dos supuestos violadores más: el policía retirado Pedro Bautista Agüero y Nestor Roberto Arroyo. Según fuentes judiciales, Arroyo, defendido por Fernando Bonomo -con quien este medio intentó comunicarse en varias ocasiones, sin poder lograrlo-, se abstuvo de declarar. Por su parte, Agüero -representado por Noriega, dijo que nunca la violó, que conocía al padre porque jugaba al fútbol con él, pero que nunca tuvo nada con la hija. La chica afirmó que la violaba en un sector del Centro Cívico, del que Agüero estaba encargado, y el exefectivo expresó que eso no puede ser porque siempre había gente allí. Pese a ello, tanto Arroyo como Agüero sufrieron la misma imputación que Chaparro y, también, les dieron seis meses de prisión preventiva.

Comentarios