Policiales

Un sanjuanino, el mini D'Alessio capturado por la Policía en Buenos Aires

Se trata de Facundo García Guardia, un joven al que le encontraron credenciales de distintos organismos públicos y que se hacía pasar por agente de inteligencia.
lunes, 25 de marzo de 2019 · 22:01

Facundo García Guardia, un joven sanjuanino, fue detenido en el aeropuerto de Ezeiza cuando venía de Miami con un grupo de amigos. García Guardia se hacía pasar por agente de inteligencia y era conocido dentro de su grupo de pertenencia por hacer alarde de la cantidad de credenciales que tenía de distintos organismos públicos. Todas las credenciales eran truchas. 

El falso agente de inteligencia, falso empleado de la Corte, falso funcionario del Congreso y falso integrante del Ministerio de Seguridad quedó detenido por orden del juez federal Ariel Lijo. En el Juzgado 5, que estaba a cargo de Norberto Oyarbide, fue subrogado por Marcelo Martínez De Giorgi y ahora subroga Lijo, la AFI radicó una denuncia en 2017 porque García Guardia se había ido sin pagar de una platería de la calle Perón al 1300 pero antes había chapeado: dijo que era una misión oficial para la AFI. 

Meses después se presentó ante quien por entonces era el jefe de la Policía de Misiones, Manuel Mártires Céspedes, para realizar tareas de relevamiento de seccionales y para informar en Buenos Aires del funcionamiento de la policía provincial. En aquella insólita reunión García Guardia se sacó una selfie con el jefe policial misionero.

Y también tuvo un episodio en el hotel rosarino Ros Tower de donde quiso irse sin pagar esgrimiendo su alto cargo en la agencia de inteligencia. En aquella ocasión lo secundaba su compañero de detención actual Henry Kenneth Meier Oborski, que protagonizó un confuso episodio al alquilar un auto de alta gama a nombre de un supuesto hijo de Susana Malcorra, quien estuvo al frente de la Cancillería al principio del gobierno de Mauricio Macri.

Cuando los policías lo estaban esperando en Ezeiza para detenerlo dieron con el remisero que lo aguardaba para llevarlo a su casa. Así descubrieron que utilizaba la cuenta corriente de la remisería de la Cancillería.

García Guardia tiene 29 años, no posee actividad comercial registrada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y en su declaración indagatoria –según explicaron fuentes judiciales- atribuyó a un problema de salud su condición de mitómano.

En Comodoro Py ya han bautizado a García Guardia como "mini D'Alessio". Lo hacen en referencia al falso abogado Marcelo D'Alessio, que se hacía pasar por experto en cosas y agente de inteligencia y que está detenido acusado por delitos graves como el de extorsión y el de integrar una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal.

Fuente: Infobae

Comentarios