Un rincón vivo de historia en Angaco - Por Patricia Adriana Flores. Docente

viernes, 8 de junio de 2012 · 19:36

El museo Histórico de Angaco se encuentra ubicado a 9 Km. del centro de la Villa del Salvador, departamento Angaco, en el distrito Las Tapias, sobre calle 21 de Febrero, al lado de una antigua bodega. La casa que ocupa está construida en mampostería y perteneció a los que dieron origen a la familia que donó, junto a otros habitantes del departamento, gran parte de los elementos que se encuentran expuestos en sus salas y patio interior.

La muestra reúne elementos que pertenecieron y fueron de uso diario a primeros habitantes del departamento Angaco, allí se encuentran planchas de hierro, que eran cajas de hierro que en su interior se colocaban brazas, al calentarse el hierro permitía planchar las prendas. Una buena muestra de máquinas de escribir de distintos modelos hasta llegar al teclado moderno que se utiliza en las computadoras de escritorio. Una vitrola que aún funciona cerca del mobiliario de una cocina comedor rodeada de fotos familiares. Y tantos otros elementos que representan lo antiguo.

Llama la atención la gran rueda de carreta que está frente del edificio, si bien se ven carruajes de tracción a sangre, sin duda la rueda simboliza lo antiguo y da cuenta del paso del tiempo.
Esta es de madera, con flejes de metal y rayos de madera que sostienen el aro del eje. Las carretas utilizadas en la zona hacia el siglo 19 y primeras décadas de 1900 fueron tiradas por caballos y vacunos, utilizadas para el transporte de mercancías y pasajeros. En las largas travesías solían colgar en el extremo posterior la olla de hierro, la morocha, y por sobre el techo del frente una larga caña en cuyo extremo colgaban un farol para iluminar el campamento. Las huellas de aquellos tiempos conservan su traza en las calles y caminos internos del departamento a cuyos lados fueron desarrollándose algunos caseríos en los que sobreviven construcciones de adobe y caña.

Para los niños de las escuelas es una experiencia inolvidable ya que permite tomar contacto con los elementos que utilizaron los nuestros al momento de elegir este rincón para radicarse y hacer al desarrollo de nuestra comunidad. Tuvimos la suerte de visitarlo y conocer muchos aspectos de los elementos expuestos y guardados por el grupo de madres de alumnos que concurren a la Escuela Juan José Paso, quienes ayudan a la atención de los visitantes.

 

Comentarios