Conciencia para proteger a los niños - Por Jorge Castro. Médico pediatra

sábado, 26 de mayo de 2012 · 00:02
Desde el año 1983 me acerque a la pediatría y fue una experiencia tan intensa que aun la disfruto.

En aquellos años los niños de San Juan sufrían cuadros de diarrea y deshidratación; intoxicaciones caseras (te de yuyos o “aspirinetitas”); sarampión; desnutrición grave; meningitis, etc.

Con el correr de los tiempos, el progreso en la ciencia y el mayor alcance de la información a través de medios de comunicación, fueron cambiando hábitos perjudiciales para la salud de nuestros pequeños. Hoy es raro encontrar en las guardias niños con acidosis severas por medicación folclórica, o quemados con las heridas cubiertas con las mezclas más diversas.

Al contarles a los médicos jóvenes, estudiantes de medicina de esos días, me doy cuenta cuanto avanzamos en áreas como vacunas, educación para la salud, el desarrollo de especialidades para niños y adolescentes.

Desde el año 1989 al año 1994 permanecí en Buenos Aires capacitándome en el área de adolescencia ya que estoy convencido que los adolescentes son parte de la pediatría. El pediatra atiende al ser humano en crecimiento y ellos aun lo están.

En la última década asistimos con gran preocupación al incremento de la mortalidad en este grupo de los 10 a 20 años por causas que se podrían evitar, como accidentes, suicidio, violencia. De igual modo aumentó de manera impactante el número de jóvenes con conductas de riesgo, con intoxicación alcohólica, adicción, adolescentes embarazadas, etc.

Todo esto es más frecuente en el gran San Juan pero también se da en cada departamento. Duele observar en las noticias como quedan truncas vidas, sueños, proyectos de nuestros adolescentes por muerte o secuelas.

No alcanzo a comprender a los adultos que no reaccionan. Las herramientas por ellos mismo diseñadas no se utilizan o se ignoran como la “Convención de los derechos de los niños y los adolescentes” que tiene rango constitucional, o la ley de educación sexual promulgada en 2006, por citar algunos ejemplos.

Pienso que no debe existir persona que no sepa que para viajar en moto se debe usar casco y no beber alcohol, pero los jóvenes lo hacen y muchos adultos miran para otro lado.

Si queremos un mejor futuro debemos cambiar los adultos, para que nuestros niños y adolescentes no vivan esta ironía de evitar la muerte en los 5 primeros años de la vida para morir más en la 2º década de la vida por causas totalmente evitables.


Comentarios