malvinas

Martín Dinatale: Malvinas, para todos los gustos

lunes, 02 de abril de 2012 · 12:26

     
Esta semana política estará plenamente atada a los recuerdos por las islas Malvinas. Desde hoy habrá actos y discursos conmemorativos por los 30 años del desembarco argentino en las islas y el comienzo de la guerra con Gran Bretaña. La agenda política quedará atrapada por este hecho y no habrá demasiados resquicios para la instalación de otros temas en una semana muy corta.

Ante este escenario en apariencia monocorde y lineal por la agenda única vale la pena analizar los diferentes colores y ejes que habrá en los diferentes encuentros de conmemoración por el inicio de la guerra en la que murieron 649 soldados argentinos:

Los ejes que habrá en los diferentes encuentros de conmemoración por el inicio de la guerra en la que murieron 649 soldados argentinos
La jugada presidencial. Desde Tierra del Fuego, Cristina Kirchner encabezará un acto en Ushuaia donde estará acompañada por los miembros de su gabinete, autoridades locales, embajadores y referentes de grupos de ex veteranos de guerra. Hay fuertes expectativas sobre lo que vaya a decir la jefa del Estado este mediodía. Más allá del reclamo reiterado para que Londres se siente a debatir por la soberanía se espera un mensaje de alto contenido político. Algunos funcionarios esbozaron la posibilidad de que la Presidenta utilice ese escenario para anunciar la estatización de YPF en claro mensaje nacionalista. Todo es posible en el mundo K. Otros especulan con que se dará un discurso de alto contenido político, se denunciará la militarización británica en el Atlántico Sur. Y se esperan anuncios sobre los próximos pasos a seguir a nivel diplomático. Hay que recordar que el último gran anuncio que hizo el 1 de marzo la Presidenta respecto a la instrumentación de vuelos de Aerolíneas Argentinas desde Buenos Aires a las Malvinas nunca se llegó a concretar. La Cancillería ni siquiera entregó ese pedido a la embajada británica en Buenos Aires para que Londres evalúe la propuesta y se revean los convenios de 1999. Sin esta presentación y la posterior aprobación del Reino Unido no habrá vuelos por ahora de Buenos Aires a las islas. Como sea, la jugada presidencial busca potenciar al máximo la maquinaria diplomática para quedar en la historia como la administración que más hizo por el reclamo argentino por Malvinas.

Esta semana la oposición volverá a plantear estas y otras propuestas de estrategia diplomática para con los isleños. Pero estas iniciativas son rechazadas de plano por el kirchnerismo.
Las peleas de los ex combatientes. En el acto de Ushuaia estarán acompañando a la Presidenta un grupo de ex combatentes de Malvinas. También habrá un sector de ex soldados en un acto con Mauricio Macri. Ya hubo diferencias y pases de facturas entre los diversos grupos de ex combatientes por los escenarios elegidos para conmemorar la guerra. Hay algunos de estos sectores que no estuvieron en las islas pero fueron movilizados por los militares y que ahora volverán a a reclamar al Gobierno subsidios de ex combatientes.

Inauguración de obras. En el marco de los actos organizados por el Gobierno, el PAMI se sumó con diferentes actividades en Tierra del Fuego y ayer dejó inaugurada la nueva agencia de Río Grande, a la que puso el nombre de un soldado muerto en combate. En Río Grande se inauguró la nueva agencia con un acto presidido por el gerente de Coordinación de Unidades de Gestión Local, Federico Susbielles, y el director ejecutivo de PAMI Tierra del Fuego, Martín Pérez. El director de la Anses, Diego Bossio, ayer obsequió una bandera argentina al Centro de ex combatientes de Ushuaia. No serán estos los primeros y únicos actos en los que se utilice la causa Malvinas para dar lugar a un proselitismo solapado.

Estrategia opositora. Si bien los referentes de la oposición suscribieron un documento elaborado por el Gobierno para potenciar los reclamos por las Malvinas, hay posturas encontradas respecto de la estrategia oficial ante Londres. Por caso, el ex gobernador de Santa Fe y ex candidato presidencial del Frente Amplio Progresista Hermes Binner, ayer dejó en claro que su sector busca encontrar alternativas que permitan que las Malvinas sean argentinas y si bien aclaró que no hay que "desmalvinizar" el debate instó a la Casa Rosada a asumir la realidad en toda su complejidad. A su vez, el presidente del bloque de diputados radicales, Ricardo Gil Laavedra mencionó la posibilidad de tender puentes con los isleños y propuso la creación de medios de comunicación bilingues, la puesta en marcha de un plan que facilite e incentive el empleo de argentinos continentales en las islas y de isleños en nuestro país y la posibilidad de establecer una casa de la cultura argentina en las islas. Esta semana la oposición volverá a plantear estas y otras propuestas de estrategia diplomática para con los isleños. Pero estas iniciativas son rechazadas de plano por el kirchnerismo.

Las demandas comerciales. Se potenciarán esta semana las demandas de la Argentina a los bancos y empresas británicas que tengan vinculación alguna con las islas Malvinas y la exploración petrolera en la zona. Ya hubo cartas emitidas por la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, a empresas y bancos británicos para instarlas a que evalúen eventuales represalias comerciales de la Argentina. Esta postura, al igual que la idea de frenar las importaciones británicas, cuentan con una fuerte resistencia de muchos empresarios locales, que ven con esto el ahuyentamiento automático de inversiones.

(La Nación)


Comentarios