Cuando el hijo no llega - Bioquímico Diego H Moreno

viernes, 23 de marzo de 2012 · 22:49

Diego H Moreno Bioquímico,
Jefe de Laboratorio de Reproducción Asistida – Unidad de Fertilidad en Clínica del Prado.


Trabajar en  Reproducción Asistida me ha permitido poder conversar con muchas mujeres y entender cuáles son los sentimientos que las invaden cuando el deseo de tener un hijo, de ser madres, de “tener familia” no se concreta.

Pude entender que para una mujer es una idea permanente, que no la deja en todo el día, que piensa cada palabra que le dijo su ginecólogo, y analiza minuciosamente qué le dijo, qué no le dijo y qué es lo que a lo mejor le quiso decir.

Entendí por qué para ellas es un tremendo duelo que menstrué, que es una tortura ir a un híper atestado de niños y embarazadas.

Y pude hablar con sus parejas que me contaban su frustración como hombres de no poder darle a la mujer que aman eso que tanto desean.

Según estadísticas en San Juan 400 nuevas parejas tendrán algún problema para concebir cada año, lo que hace que este problema sea más común de lo que parece. Seguramente todos conocemos a alguna pareja que tiene problemas para concebir.

Y cuando eso ocurre (un año manteniendo relaciones sin ninguna protección anticonceptiva, y seis meses en mujeres mayores de 35 años), ¿qué hacer? ¿Consulto? ¿No? ¿Espero? ¿Tenemos  miedo de saber que tenemos algún problema que nos impida quedarnos embarazados?

La Reproducción Asistida no es magia, es medicina. Y por eso la mejor manera de llevarla adelante es a través de los consensos.

Estos consensos son acuerdos de comités médicos que establecen la mejor manera de diagnosticar y tratar las patologías.

En nuestro país, la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER) divulgó en su revista (de libre acceso) el “Enfoque inicial de la pareja infértil”. En este consenso queda claro que realizar el diagnóstico de la pareja infértil no puede llevar más de uno o dos ciclos femeninos.
¿Cuáles son esos estudios? Primero la consulta con el médico especialista en Medicina Reproductiva que le realizará las preguntas a la pareja, que indicaran hacia dónde se enfocará el diagnóstico. Serán  necesario un análisis de sangre a la mujer en el día 3 del ciclo (LH, FSH, Estradiol, TSH y Prolactina). También en el mismo día una ecografía transvaginal para evaluar el estado de los ovarios. Durante los días 8 a 12 de ese mismo ciclo o en el siguiente deberá realizase un radiografía de las trompas uterinas (Histerosalpingografía). El varón deberá realizarse el Espermograma (estudio del semen) en cualquier momento de este ciclo.
Con todos estos datos el médico junto a la pareja evaluaran las alternativas terapéuticas aplicables a cada situación.

En nuestra provincia, desde 2007 contamos un equipo interdisciplinario (Médicos, embriólogo y psicóloga) y un Laboratorio de Reproducción Asistida equipado con toda la tecnología para llevar adelante Tratamientos de Fecundación In Vitro (FIV) e Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

El crecimiento que está experimentando San Juan debe ser acompañado por el acceso de su población a las distintas tecnologías, y sobre todo de los avances en medicina.


Comentarios