Tras la denuncia al 911

Vicky Xipolitakis: “La Policía es un desastre”

La mediática sufrió un episodio de violencia con su marido, Javier Naselli, pero optó por guardar silencio. Ahora explicó el motivo de su decisión y reveló que está separada.
miércoles, 19 de diciembre de 2018 · 12:16

El lunes por la noche, Vicky Xipolitakis (32) llamó desesperada al 911: "Quiero hacer una denuncia. Estoy con un bebé y tengo un demente. Quiero se lo lleven".

La mediática vive en un departamento de Retiro junto a su pareja, Javier Naselli (53). Y, según sus propias palabras, fue víctima de "violencia verbal".

La Policía llegó al lugar pasada la medianoche de ese día, pero la Griega decidió no hacer ninguna denuncia. Eso sí: su marido se retiró voluntariamente del domicilio.
Fue Moria Casán (73), amiga de Xipolitakis, quien en Incorrectas (América, a las 17.15) dio detalles de lo sucedido: "Vicky dice que varias veces discutieron y que esta vez fue por la comida. Él quería comer y ella no lo atendía porque se estaba sacando la leche y ocupada con el bebé".

"Entonces él se enojó y empezó a golpear la puerta y a gritarle fuerte. Lo peor fue cuando él sacó al nene de la cuna y amenazó con llevárselo. Ahí ella explotó y se encerró en otra pieza con el bebé", agregó.

Luego, tras las polémicas declaraciones de Casán, habló la diseñadora ucraniana que le hizo el vestido a la mediática para el baby shower de Salvador Uriel, a quien acaba de dar a luz. Y dio detalles escandalosos.

Xipolitakis junto a Moria, su íntima amiga, y Naselli, su marido. (Movilpress)

Xipolitakis junto a Moria, su íntima amiga, y Naselli, su marido. (Movilpress)

"Él estaba fuera de sí. Muy violento. Pensamos que la iba a sacar de los pelos del auto. Para un señor de esta edad me pareció muy raro cómo estaba de violento", relató en Chismoses (Net TV, a las 16.30), en alusión a un episodio de violencia anterior al del lunes.

Así las cosas, la que faltaba hablar era Xipolitakis, quien en las primeras 24 horas guardo silencio pero decidió romperlo en diálogo con Clarín. "Voy a descansar que el bebé se durmió. Aprovecho", escribió a través de WhatsApp, pasadas las 2 de la madrugada del miércoles.

"Mañana temprano (por el jueves) vamos al pediatra. ¡Sí, primera semanita de vida!", añadió. Y sentenció: "Prefiero no hablar de nada por mi bebé".

Y fue justamente en su salida hacia la clínica que Vicky fue interceptada por la prensa: "Estoy bien. Lo único que quiero decir es que la Policía es un desastre. Son cosas íntimas, por eso decidí no hacer alguna denuncia ni dejar nada (asentado). Sólo fue un pedido de ayuda de ese momento", sostuvo.

Y siguió, furiosa con los efectivos policiales: "Fue algo de pareja. Lo que sentí fue llamar a ellos. Que filtren los audios me pareció una falta total de respeto cuando sabían que por favor no quería que se sepa nada. Me enteré a la mañana cuando me desperté (que habían filtrado el audio). No puedo confiar más, no me dan seguridad".

Por último, sin ánimos de dar más declaraciones, aseguró que su relación con Naselli está terminada. "Hay cosas que no tienen vuelta atrás", afirmó. Y cerró: "Ojalá se solucione todo por el bebé. No me siento en riesgo, pero en este momento necesito paz y felicidad".

Fuente: Clarín

Comentarios

Otras Noticias