actos en Buenos Aires

Día de la Memoria: los mensajes de Estela de Carlotto y de Hebe de Bonafini

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo que 'los discursos que impulsan el olvido y justifican los delitos de lesa humanidad no generan un clima propicio para quienes aún quieren indagar su identidad'.  Y la titular de Madres afirmó que a 43 años del golpe 'hoy estamos viviendo lo mismo'.
domingo, 24 de marzo de 2019 · 18:20

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, reclamó esta tarde "a la sensibilidad de la sociedad que ayude a que nuevas generaciones, la de los bisnietos, tengan la posibilidad de ejercer junto con sus familiares biológicos un empuje de sus padres a buscarse". Y dijo que  "los discursos que impulsan el olvido y justifican los delitos de lesa humanidad no generan un clima propicio para quienes aún quieren indagar su identidad".

Carlotto formuló estas declaraciones al leer un discurso durante la movilización a Plaza de Mayo, al cumplirse 43 años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

La titular de Abuelas también aprovechó la ocasión para criticar al presidente Macri, al señalar que "ese señor (por el Presidente) se enriqueció, y el papá, que ahora él dice que cometió delitos, de una persona que falleció. Se sienten en peligro, entonces niegan todo y no les importa, no les interesa". Y sostuvo que "han destruido todo lo que se hizo en el gobierno anterior para tener la ayuda del Estado para encontrar los nietos con mayor facilidad".

Hebe: "Estamos viviendo casi lo mismo"

La titular de Madres de Plaza de Mayo se pronunció también contra el gobierno de Mauricio Macri.

"Lo que queremos hacerle ver a la gente es que ellos siempre fueron nuestros enemigos, desde el mismo día en que asumieron. No esperamos a ver si eran un poco mejor. Ya sabíamos quiénes eran. Nadie podía estar equivocado", dijo en una entrevista hecha por el diario Tiempo Argentino. Y aseguró que a 43 años del golpe, "estamos viviendo casi lo mismo". 

Dirigentes opositores también criticaron a Macri

Referentes del kirchnerismo, como Máximo Kirchner y Axel Kicillof, y de otros espacios afines, como Felipe Solá y Fernando "Chino" Navarro, entre otros, manifestaron a viva voz la necesidad de que la oposición articule una opción política para las elecciones del 27 de octubre.

"Es un 24 (de marzo) con un gobierno que hace acordar, en lo económico y por su desprecio al pueblo, a la dictadura militar. Aunque con las diferencias propias entre democracia y dictadura", dijo a Télam el diputado nacional Felipe Solá (REDxArgentina), quien afirmó que "unidad y moderación" deben ser los mensajes a transmitir "de acá a diciembre".

En la misma línea se manifestó el dirigente del Movimiento Evita, Fernando Navarro, quien dijo que "la unidad y la reflexión, recordando el interés genuino de las personas en este difícil momento para Argentina", es el mensaje que debe quedar del acto de hoy.

Ambos dirigentes se mostraron junto a intendentes peronistas del conurbano bonaerense, como Verónica Magario (La Matanza), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Alberto Descalzo (Ituzaingó), que se acercaron a la movilización del centro porteño.

"Es un 24 distinto al de otros años porque los puntos de continuidad del actual gobierno con la dictadura son múltiples y se ven por ejemplo en el control y rol que le dieron a las fuerzas de seguridad, la inteligencia paralela que se ejerce desde el Estado y las medidas económicas" comparó Claudio Lozano, en diálogo con esta agencia.

Más temprano, en medio de la caravana desde la ex ESMA, donde agrupaciones kirchneristas hicieron un acto por la mañana, Máximo Kirchner afirmó a medios partidarios que la de hoy es "una movilización en paz que reclama a la sociedad tener una mirada mucho más humana de lo que está sucediendo".

"Hay que ponerse en marcha para tratar de convocar a la gran mayoría de los argentinos. La demanda es alta y el daño que han provocado estas medidas económicas es muy profundo", afirmó el diputado nacional por Santa Cruz.

Y concluyó: "El turno ahora es de la sociedad, para participar, no enojarse y encontrar el vehículo político que los pueda interpretar sus demandas".

Por su parte, Kicillof dijo que la movilización de hoy "es un gran triunfo de la democracia argentina, que sigue con sus banderas en alto".

Un punto de partida para un futuro de paz. Por Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación

Memoria, Verdad y Justicia son política de Estado. Desde 1983, los argentinos fortalecimos la democracia a través de la búsqueda de la verdad. Durante la presentación del Primer Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos que impulsamos en todo el país, el presidente, Mauricio Macri, reafirmó que ese legado está garantizado y ponderó el valor de contar con una agenda ampliada en materia derechos humanos al servicio de la gente.

El 24 de marzo no es un día más para los argentinos, sino una jornada de profunda reflexión, memoria y dolor, y no puede ser apropiada por ningún sector, porque nos pertenece a todos.

Cada aniversario, tenemos una nueva oportunidad para construir juntos un futuro de paz, dejando de lado posiciones extremas que no colaboran con el enriquecimiento del debate común.

Desde que asumimos la gestión, nos propusimos trabajar en un nuevo paradigma que apuesta a revalorizar la cultura del encuentro y el consenso. Por eso, pese a las diferencias lógicas que toda sociedad tiene, sabemos que es tarea de todos defender esta democracia que tanto nos costó conseguir.

El Terrorismo de Estado constituye una tragedia de tal magnitud y gravedad que no permite simplificaciones ni discusiones sesgadas que agitan divisiones estériles. Una sociedad madura busca con honestidad la verdad de los hechos, es fiel a su historia, no se engaña ni se elude, sin que ese camino solvente teorías binarias que tanto han distorsionado la conversación.

Mucho hemos meditado sobre la importancia del pasado como escenario en el que anclar nuestro presente y cimentar el futuro. Existe una propensión de algunos sectores a exaltar ese tiempo e idealizarlo. Ese pensamiento no deriva en aprendizaje alguno. El ejercicio de mirar hacia atrás se envanece si no nos sirve para comprender la lección y no repetir los mismos errores.

La Justicia también tiene que acompañar. Si bien durante nuestra gestión se batió el récord de sentencias en casos de lesa humanidad, es prioritario terminar todos los juicios que aún se sustancian, porque la sociedad reclama respuestas y necesita cerrar heridas.

Tenemos que darnos la posibilidad de pensar un futuro sin odios, en donde la vida y los derechos de las personas sean respetados. Hay que cuidar a la democracia, robustecerla, dotarla de instituciones sólidas y recordar como lo hacemos hoy, a 43 años del comienzo de aquella larga noche, que nunca más podemos consentir a la violencia ni permitir que la libertad sea censurada.

Fuente: MDZ Online 

Comentarios